Un plan para abaratar la luz un 22 %

F. Fernández LA VOZ

ECONOMÍA

El Gobierno aprueba por decreto otro recorte fiscal directo del impuesto de electricidad y se queda con 3.200 millones de beneficios extra de las eléctricas por la venta de energía

14 sep 2021 . Actualizado a las 21:06 h.

El Consejo de Ministros ha asestado por decreto un hachazo a la factura de la luz que pagan consumidores y empresas para evitar el efecto demoledor que puede tener en ella la escalada de precios mayoristas de la electricidad, que cabalgan de un máximo histórico a otro. El mercado vuelve  a batir este miércoles todas las marcas al cotizar el megavatio hora generado a casi 173 euros. Bajo esa presión máxima, el Ministerio para la Transición Ecológica ha diseñado un plan de choque para frenar el golpe a las economías domésticas con el que prevé abaratar la factura mensual de los hogares un 22 % hasta fin de año, que será del 30 % si se le suma la rebaja en vigor del IVA, según avanzó la ministra Teresa Ribera. Lo hará, además, de forma inmediata, pues el decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros entrará en vigor ya esta misma semana, una vez sea publicado en el Boletín Oficial del Estado.

¿Cómo se hará? Con recortes. Recortes fiscales directos, al desaparecer, casi del todo, el impuesto especial de electricidad que grava el suministro con un 5,11 % y que pasará al 0,5 %, el mínimo permitido por Bruselas, según el Gobierno. Para una factura doméstica supondrá una bajada del 4,2 %. Pero, si se suma la reducción temporal del IVA del 21 al 10 %, en vigor desde finales de junio, el recorte, por esa vía, alcanzará el 13 %.

El resto del ahorro estimado por Teresa Ribera llegará también por la vía de los recortes, estos a costa de las compañías eléctricas. Porque el Gobierno les descontará beneficios de los emolumentos que cobran por la venta en el mercado mayorista de la energía que producen. Y ya van 3.200 millones menos para ellas, más para el sistema eléctrico. Ribera detalló que ese dinero que deberían cobrar las empresas cuando toque liquidar las ventas de electricidad quedará depositado en una cuenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). De ella saldrán esos fondos para reducir costes regulados del sistema eléctrico que ahora pagan los consumidores en la factura. Si hay menos costes regulados, el recibo también se reduce. Esa es la ecuación que aplicará el ministerio para adelgazar el recibo.