El BNG enmienda la creación del fondo que asumirá las primas a las renovables

f. f. REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

ALBERTO LÓPEZ

Algunos cálculos apuntan a que los gallegos acabarán pagando 200 euros más al año en productos energéticos

11 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El pleno del Congreso debatirá el lunes las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley para crear el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE). Son dos. Una firmada por Vox y otra por el BNG. Ambos piden la retirada de la medida, la más importante de las diseñadas por el Ministerio para la Transición Ecológica para adelgazar la factura de la luz de los consumidores. Porque al FNSSE se desviarán los 6.000 millones anuales en primas a las renovables que pagan los clientes en la factura dentro del capítulo de cargos de los costes regulados. ¿Quién los abonará? Todas las compañías del sector energético: eléctricas, gasistas y petroleras. Y todas anuncian ya que repercutirán en sus productos ese dinero que les obligan a desembolsar. O sea, que por un lado se adelgazarán gastos del recibo eléctrico, pero por otro se engordarán los carburantes y el butano, entre otros.

Según estimaciones realizadas por la patronal Sedigas, los consumidores gallegos acabarán pagando 200 euros anuales más en productos energéticos como consecuencia de la creación del FNSSE y penalizará sobre todo a los consumidores que vivan lejos de los grandes núcleos de población, pues necesitan más el coche, entre otros factores.

Un «parche cosmético»

Es la principal crítica del BNG, que pide su retirada porque lo considera un «parche cosmético» e insta al Gobierno a abordar una reforma en profundidad del sistema eléctrico. Los nacionalistas apuestan por retirar las primas a las renovables del recibo eléctrico, para que las asuman los contribuyentes a través de la incorporación del gasto a los Presupuestos Generales del Estado. Esa medida repercutiría en las cifras de déficit público, pero «supondría una rebaja real de productos básicos como la electricidad y los carburantes», resalta el BNG.