Abanca coloca 500 millones de euros en su primera emisión de bonos verdes

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

PACO RODRÍGUEZ

La demanda se disparó hasta triplicar la oferta inicial del banco

01 sep 2021 . Actualizado a las 21:39 h.

Cuatro horas. Es lo que tardó este miércoles Abanca en colocar sus primeros bonos verdes a seis años en el mercado. El hambre voraz de los inversores, ávidos de proyectos rentables y sostenibles para los próximos años, disparó la demanda hasta triplicar la oferta inicial de 500 millones de euros, según comunicó la propia entidad presidida por Juan Carlos Escotet, que fijó el interés en el 0,5 %.

La operación, encuadrada dentro del Plan de Acción de Banca Responsable e Sostible 2021-2024, no solo ha servido al banco para tomar posiciones en la carrera por la transición verde, también ha permitido cumplir con los requisitos regulatorios de la Unión Europea, que exige ahora a los bancos disponer de un colchón anticrisis propio para absorber posibles pérdidas en caso de ser liquidados. La medida se acordó para blindar el dinero público de los contribuyentes, que sí tuvieron que hacerse cargo durante la crisis financiera de los rescates de algunas entidades europeas.

«Alta solvencia»

Tras esta emisión, Abanca ya superaría el umbral de recursos propios fijado por el regulador para el próximo año 2022. Y lo hace de forma notable, según las agencias de calificación: «Os ratings obtidos de Fitch [BBB-] e Moody´s [Baa3] confiren aos títulos o grao de investimento permitindo acceder á parte máis esixente do espectro inversor», celebró el banco. Eso significa que para Fitch, los bonos verdes de Abanca tienen «alta solvencia», aunque «es más sensible a cambios adversos en la coyuntura económica». Para Moddy´s se trata de una inversión de «grado medio y sujeto a riesgo crediticio moderado». Esas evaluaciones han servido para movilizar a los inversores más exigentes y vigilantes con los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo