Competencia detecta subidas del 30 % en la nueva tarifa de la luz por horas

F. Fernández LA VOZ

ECONOMÍA

David Obach

Insta a las empresas a devolver el dinero porque engañaron a sus clientes

03 sep 2021 . Actualizado a las 12:23 h.

Aprovechando que el Pisuerga pasaba por Valladolid, algunas compañías comercializadoras de electricidad han colado a clientes con contratos en el mercado libre un incremento del precio de la energía consumida de hasta un 30 % a partir del 1 de junio, coincidiendo con la entrada en vigor de los nuevos tramos horarios, que reparten de otro modo los costes regulados que se pagan en la factura eléctrica, pero no tocan el coste de la electricidad consumida.

Esas empresas subieron tarifas sin informar previamente a los abonados y, por tanto, sin darles la oportunidad de resolver los contratos sin penalización o, las que lo hicieron, dando razones erróneas sobre el motivo de la subida. Así, les explicaban a los clientes que lo hacían porque no les quedaba otro remedio, porque el Gobierno imponía cambios en el modo de facturar. Los impuso, sí, pero no para encarecer el precio de la energía.

Así lo ha comprobado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) durante una inspección rutinaria sobre la adaptación de los contratos a los nuevos tramos horarios, en vigor desde ese 1 de junio. Para analizar qué tal se habían aplicado los cambios solicitó información a las 25 comercializadoras con mayor cuota de mercado sobre los precios facturados antes y después del 1 de junio a una serie de clientes elegidos aleatoriamente. Descubrió que, en general, todas habían hecho los deberes. Pero algunas, no. El regulador no concreta cuáles son, aunque las organizaciones de consumidores Facua y OCU exigen conocer sus nombres.