Endesa gana 832 millones hasta junio y advierte que el precio de la luz seguirá alto al menos hasta el 2023

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ, COLPISA

ECONOMÍA

La cifra de negocio aumentó en casi 1.400 millones respecto al primer semestre del 2020

28 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Endesa obtuvo un beneficio neto ordinario de 832 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una reducción del 26 % con respecto al mismo período del ejercicio anterior. Si se excluye de la comparación las provisiones realizadas en el 2020, el descenso sería solo del 3 %. El resultado ha sufrido el impacto del fuerte repunte de las materias primas, especialmente el gas, y del precio medio de los derechos de emisión de CO2, que ha llevado al precio de la electricidad en el mercado mayorista a duplicarse.

Pese a ese contexto de mercado adverso, la compañía se reafirma en sus objetivos financieros para el ejercicio, que pasan por obtener un resultado neto de 1.700 millones de euros. Y es que la compañía espera una «normalización progresiva» de las condiciones de mercado en el segundo semestre, al tiempo que destaca que está tomando «decisiones de gestión para compensar el efecto de la volatilidad de las materias primas» en la cuenta de resultados.

Lo que no tiene visos de cambiar es la curva ascendente de los precios de la luz. El consejero delegado de Endesa, José Bogas, apuntó ayer en su presentación ante los analistas, que el recibo se mantendrá «alto» durante los próximos meses, a pesar de las medidas sobre la fiscalidad de la electricidad aprobadas por el Gobierno, con la rebaja del IVA del 21 al 10 % hasta final de año y la suspensión temporal del impuesto del 7 % a la generación.