El Supremo corrige a Hacienda y permite a los autónomos deducirse comidas con clientes

L. Palacios MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

M.MORALEJO

Establece que no es necesario justificar que esta atención sea necesaria para obtener ingresos, como pedía el fisco

09 jul 2021 . Actualizado a las 19:28 h.

Hacienda vigila con lupa las deducciones de los autónomos, hasta el punto de que aunque en la teoría este colectivo se puede deducir los gastos de comida, en la práctica no lo hacen por los duros requisitos que se les exigen. Hasta ahora. El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia que supondrá un antes y un después, ya que corrige el criterio que sigue Hacienda y considera que los trabajadores por cuenta propia tienen derecho a desgravarse en el impuesto de sociedades cualquier gasto ocasionado por comidas, cenas o incluso regalos a clientes y proveedores sin que sea necesario justificar que esta atención se corresponda con un ingreso para el negocio, como exigía hasta ahora el fisco.

Concretamente, Hacienda les reclama que justifiquen la necesidad de ese gasto y que se utiliza para obtener ingresos para el negocio, y no pueden deducirse aquellos gastos que, teniendo un reflejo contable, se realizan a título gratuito y no determinan el resultado fiscal del ejercicio.

«Esto, en el caso de las empresas es más fácil, porque las relaciones de los empleados o de las personas que están en los servicios de márketing comercial pueden tener estas atenciones con clientes debidamente justificados, pero para los autónomos probarlo es más complicado, porque no tienen un departamento de eventos», explica José María Mollinedo, secretario general del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha).