La importancia de un análisis personalizado en el proyecto de autoconsumo solar

Jorge Morales de Labra DIRECTOR DE PRÓXIMA ENERGÍA

ECONOMÍA

25 jun 2021 . Actualizado a las 09:15 h.

El autoconsumo solar es, sin duda, una opción rentable además de sostenible para la inmensa mayoría de los consumidores, sean estos particulares o empresas, pues amortizan su inversión a través de los ahorros en su factura eléctrica. La nueva estructura tarifaria y las subvenciones anunciadas por el Gobierno, unidas a la deducción fiscal en el IBI que aplican muchos municipios, mejoran aún más su rentabilidad. 

Sin embargo, debe tenerse muy presente que el ahorro en la factura viene por dos conceptos complementarios: la energía autoconsumida propiamente dicha que uno deja de comprar de la red y la valoración de los excedentes que uno inyecta en esta cuando su consumo es inferior a la energía producida en su tejado. Los excedentes se valoran, bien sea en forma de descuento en la factura o de pago directo por su venta, a un precio notablemente inferior (del orden de un tercio) al de la energía consumida, por lo que el cálculo del porcentaje de energía destinada a cada concepto es esencial para determinar la rentabilidad del proyecto.

Cada consumidor es diferente. Un cálculo correcto debe considerar la curva horaria personalizada de consumo, la de producción prevista (que depende del tejado disponible, de su orientación y de las sombras que le afectan) y -muy importante- el precio, tanto de compra como de venta, que también es diferente en cada hora. Nos encontramos a diario con ofertas que exageran los ahorros, normalmente basadas en subestimar el porcentaje de excedentes y en inflacionar desmesuradamente la tarifa eléctrica que aplican a los consumidores. No hablo de errores pequeños. Es habitual encontrarnos ofertas con ahorros cuatro o cinco veces mayores a los que calculamos con resolución horaria para cada caso. Recibimos con satisfacción los comentarios de nuestros clientes cuando, tras el primer año de funcionamiento de su instalación, nos confirman que están encantados con ella y que los cálculos que hicimos eran correctos. Lamentamos que otros se sientan engañados al comprobar que los ahorros son mucho menores que los que les vendieron. Flaco favor hacen a una tecnología que es sostenible y rentable por sí misma, sin necesidad de engaños.