La economía española se contrajo un 0,4 % en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

LA VOZ MADRID / EUROPA PRESS

ECONOMÍA

La caída del consumo lastró la economía
La caída del consumo lastró la economía CARLOS CORTÉS

La contracción del consumo de los hogares y de la inversión lastraron el PIB en la tercera ola del covid

24 jun 2021 . Actualizado a las 13:21 h.

La economía española retrocedió un 0,4 % en el primer trimestre del año por la caída del consumo y la inversión, con lo que volvió así a valores negativos después de haber registrado en el tercer trimestre del pasado año una tasa positiva del 17,1 % y en el último haber cerrado plano, según los datos de contabilidad nacional publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso trimestral del 0,4 % supone una décima menos de caída respecto al dato adelantado por el INE a finales de abril, cuando avanzó un retroceso del PIB del 0,5 % entre enero y marzo, una etapa en la que la tercera ola del covid y la borrasca Filomena impactaron en el crecimiento económico.

El INE explica que en aquel entonces la mayoría de los indicadores estadísticos sobre la evolución económica reciente ofrecían resultados hasta febrero, mientras que los resultados hoy publicados sí incorporan todos los indicadores estadísticos del primer trimestre del año, «cuya información abarca ya, en la inmensa mayoría de los casos, el conjunto del mismo».

De este modo, el consumo y la inversión empujaron al PIB a registrar tasas negativas durante el primer trimestre del año, el de la tercera ola. En concreto, el consumo se retrajo un 0,5 % en el primer trimestre como consecuencia del retorno a tasas negativas del consumo de los hogares, de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares y de las administraciones públicas, que mostraron descensos del 0,6 %, del 2,2 % y del 0,1 % hasta marzo, frente a las tasas positivas del 0 %, del 0,6 % y del 1,3 % del trimestre anterior, respectivamente. El gasto público no presentaba tasas negativas desde el cuarto trimestre del 2016.

La inversión, por su parte, también regresó a valores negativos en el primer trimestre después de dos trimestres de avances. En concreto, entre enero y marzo se contrajo un 0,8 %, frente al crecimiento del 1 % del trimestre anterior y del aumento histórico del 21,5 % que experimentó en el tercer trimestre del 2020.

Lo mismo sucedió con las exportaciones y las importaciones, que presentaron hasta marzo tasas negativas del 1,4 % y del 1,3 % después de haber registrado avances del 4,6 % y del 6,2 % en el último cuarto del pasado año.

Por sectores, el único que elevó su valor añadido bruto en el primer trimestre fue el sector servicios, con un avance del 0,3 %. Por contra, el de la construcción cayó un 4,3 %; el de la industria retrocedió un 2,3 %, y el de la agricultura disminuyó un 2,9 %.

El PIB interanual modera su caída al 4,2 %

En tasa interanual, el PIB descendió en el primer trimestre a un ritmo mucho menor de lo que lo hizo en la recta final del 2020 y una décima menos de lo esperado en el avance de datos.