El PPdeG insiste en defender las herencias en vida en Galicia: «A lei non se cumpre a medias»

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

ECONOMÍA

PACO RODRÍGUEZ

Recurrirá a la vía judicial si el Congreso aprueba la norma que trata a 140.000 familias gallegas «como delincuentes»

18 jun 2021 . Actualizado a las 14:43 h.

Al PPdeG no le parece suficiente el gesto que ha tenido el grupo socialista en el Senado para suavizar el castigo fiscal que pretende aplicar a las herencias en vida a través de un plan contra el fraude fiscal. Con este proyecto de ley, aprobado inicialmente en el Congreso y que deberá ser ratificado en las Cortes tras pasar por la Cámara Alta, Hacienda busca penalizar los pactos sucesorios permitidos en Galicia y que facilitaban que un hijo pudiera recibir un bien de sus padres y venderlo sin la carga impositiva de la plusvalía cuando los progenitores todavía viven. La modificación introducida por el PSOE permite que esto siga siendo así, pero siempre que esa venta se produzca cinco años después de recibir la propiedad. 

A los populares gallegos no les vale esta rectificación porque entienden que «a lei non se cumpre a medias», aseguró el secretario general del PPdeG, que ofreció una rueda de prensa junto a Elena Muñoz. Para la senadora, la norma sigue representando de igual forma un ataque a la autonomía de Galicia y a su derecho civil. «Es una modificación inadmisible, porque los gallegos que dejan una herencia en vida -140.000 en los últimos cinco años- no son defraudadores. El Gobierno les está criminalizando y tratando como delincuentes», denuncia. Por ello pidió a los socialistas que completen su rectificación la próxima semana en el Senado o que acepten la enmienda del PP para la supresión de ese artículo en concreto.

El número dos adelantó que el PPdeG mantendrá su defensa en las cámaras de representación y acudirá a la vía judicial si es preciso para evitar convertir a los gallegos en «sospeitosos de fraude». En clave más política, Tellado lamentó que que el PSdeG «aplauda» una subida de impuestos y fue más incisivo con el BNG, al que acusó de «pasearse» por Galicia con Gabriel Rufián para hablar de la independencia cuando ERC está «apoiando a reforma do PSOE» y atentando, a su juicio, contra la autonomía de Galicia.