Inditex presenta un plan de incentivos para 750 directivos, con 230 millones en acciones

Sofía Vázquez
Sofía Vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

MARCOS MIGUEZ

Solo en títulos repartirá nueve millones a Pablo Isla, casi cinco millones a Carlos Crespo y 300.000 euros de media al resto

11 jun 2021 . Actualizado a las 16:57 h.

Hasta 750 directivos de Inditex participarán en el nuevo plan de incentivos que la compañía llevará para su aprobación a la junta general de accionistas que se celebrará en julio. Este plan consiste en la combinación de un bonus plurianual en efectivo y en una entrega gratuita de 7,5 millones de acciones, que a valor actual de Bolsa superarían los 230 millones de euros.

Está previsto que Pablo Isla, presidente ejecutivo de la multinacional, reciba un máximo de 300.000 acciones (unos nueve millones de euros al cambio actual) y el consejero delegado, Carlos Crespo, 160.000 (4,8 millones). Los 748 directivos que pueden entrar en este programa se repartirán los 7.040.000 acciones restantes, lo que significaría una media de casi 300.000 euros con la valoración de los títulos hoy.

Respecto a la distribución de efectivo no se concreta ninguna cantidad pero se especifica que «será establecido para cada beneficiario». Respecto al número de acciones que se entregarán, el plan detalla que tendrán que ajustarse a una fórmula en la que se tendrá en cuenta la cotización media ponderada en los 30 días hábiles bursátiles inmediatamente anteriores a la fecha de inicio de cada ciclo. La cotización media ponderada del primer ciclo quedó fijada en 25,81 euros por acción. En cualquier caso, habrá un incentivo total máximo asignado a cada beneficiario, que en ningún caso se podrá sobrepasar.

El plan tendrá una duración de cuatro años, y se estructurará en dos ciclos temporales (del 1 de febrero del 2021 al 31 de enero del 2024 y del 1 de febrero del 2022 hasta el 31 de enero del 2025), siendo cada uno independiente del otro.

De acuerdo con la información pública, los consejeros ejecutivos liquidarán el incentivo en un 60 % en acciones y un 40 % en efectivo. Al resto del equipo directivo y empleados les será entregado un porcentaje que puede corresponderse con ese 60-40 o ir variando hasta ser de un 25 % en acciones y un 75 % en efectivo.

Para tener derecho al incentivo, se tienen que cumplir una serie de objetivos que están marcados por los siguientes parámetros: el beneficio antes de impuestos, las ventas totales a tipo de cambio constante en el 2023, el retorno total para el accionista y el llamado índice de sostenibilidad. En este último caso se especifican los cuatro indicadores que lo componen: el porcentaje de prendas sostenibles; el porcentaje de instalaciones de Inditex (sedes, fábricas, centros logísticos y tiendas) que disponen de sistema de gestión de residuos para reciclar, valorizar y tratar adecuadamente, evitando que acaben en un vertedero; la reducción del volumen de emisión de gases efecto invernadero y el porcentaje de proveedores que están clasificados con ránking social A o B.

¿Y el plan para empleados?

Dentro de los acuerdos que se llevarán a la junta no figura ningún plan de participación de beneficios para empleados. El último tuvo lugar en el 2019, y recogía que los trabajadores de las tiendas recibirían 540 euros cada uno si la venta en el establecimiento era igual o mayor que el objetivo anual de ventas del ejercicio. Si no se alcanzaba el nivel establecido, la bonificación anual se fijaba en el 50 % del importe anterior. El plan también afectaba a las plantillas de los centros logísticos. Álvaro Cajigal, representante de UGT en Inditex, confirmó que la empresa, de momento, no ha informado de su intención de aprobar nuevos incentivos.

Pablo Isla, en una imagen de archivo

Inditex supera la era covid: ya vende más que antes de la pandemia y obtiene un beneficio de 421 millones

Sofía Vázquez

Inditex, que para algunos analistas se ha revelado como termómetro económico de ámbito internacional, ha superado la era covid y ya vende más que antes de la pandemia. Entre el 1 de mayo y el 6 de junio, su facturación creció un 102 % respecto a la de hace un año y un 5 % sobre la del 2019.

El beneficio en el primer trimestre fue de 421 millones, después de que sus cajas registradoras facturaran 50 millones cada día. Las ventas online, a tipos de cambio constante, registraron un incremento del 67 %.

Seguir leyendo