El G7 acuerda cesar las ayudas públicas directas de centrales térmicas contaminantes

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ECONOMÍA

ANA GARCIA

España apagó el año pasado la mitad de las plantas que tenía en funcionamiento

12 jun 2021 . Actualizado a las 19:42 h.

Los líderes del G7 llegaron este sábado en Cornualles a un acuerdo para poner fin a las ayudas públicas directas a las centrales térmicas que no hayan adoptado medidas anticontaminantes. España apagó a mediados del 2020 la mitad de sus plantas en funcionamiento, incluida la de Meirama (A Coruña), como parte de su plan de descarbonización. 

Así lo anunció la Casa Blanca en un comunicado recogido por Efe, en el que subraya que los dirigentes de las democracias más industrializadas del mundo (EE.UU., Canadá, Francia, el Reino Unido, Alemania e Italia, y la Unión Europea como bloque) se han puesto de acuerdo para adoptar medidas concretas para acelerar la transición a fuentes de energía limpias.

Con este fin, los países del G7 se han comprometido a proporcionar 2.000 millones de dólares para apoyar el trabajo de los llamados Fondos de Inversión del Clima, que ayudan a países en desarrollo en su transición a la energía limpia a través de la concesión de financiación para adquirir tecnología, capacitación e infraestructuras. Una medida de alcance limitado, teniendo en cuenta que China, el país más contaminante del mundo desde el año 2005, no se ha adherido a esta propuesta.