La UE ingresaría al año 170.000 millones más con un tipo del 25 % en el impuesto de sociedades de las grandes multinacionales

s. a. BRUSELAS / COLPISA

ECONOMÍA

El debate lleva abierto más de un año y gira en torno a si las grandes corporaciones deberían tributar en cualquier punto del globo un 25 % de sus ingresos

02 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las multinacionales aportarían a las arcas de la UE 170.000 millones de euros cada año si tributasen a un tipo mínimo del 25 %. Un torrente de ingresos fiscales extra que en el caso de países como España supondría incrementar en alrededor de un 44 % el flujo de dinero por esta vía, hasta 12.400 millones más. Las otras tres grandes economías de la eurozona obtendrían repuntes similares: Alemania, con un aumento de 42 %, 29.000 millones anuales; Francia, un 51 % más, 26.000; e Italia, un 30 % más, 11.000 millones. Son las grandes cifras que figuran en el informe publicado ayer por el Observatorio Europeo de Fiscalidad (o EU Tax Observatory, en inglés) y que se apoyan en la negociación que se está llevando a cabo en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El debate lleva abierto más de un año y gira en torno a si las grandes corporaciones, como las tecnológicas Apple, Google o Facebook, deberían tributar en cualquier punto del globo un 25 % de sus ingresos.

El informe pone un ejemplo muy claro: si una empresa alemana tiene una tasa del 10 % sobre las ganancias que registra en Singapur, entonces Alemania impondría un impuesto adicional del 15 % sobre estas ganancias. A su vez, Alemania recaudaría impuestos adicionales para que sus multinacionales paguen al menos el 25 % en impuestos sobre los beneficios que obtienen en cada país. El procedimiento sería similar en todos los Estados. Lo que se persigue es un acuerdo internacional que unifique a un tipo mínimo las cargas impositivas que se aplican en los distintos países. Y la tasa planteada es la que cobra más fuerza, aunque hay otras opciones encima de la mesa como el 21 % (la recaudación adicional caería a los 100.000 millones) e incluso el 15 % (la UE vería apenas 50.000 millones más). En el caso de España, hablamos de 5.400 millones con el 21 % y de 700 millones con el 15 %. Dos porcentajes que Washington ha ido deslizando en los últimos meses.

Joe Biden propuso inicialmente el 21 %, pero lo revisó a la baja hace apenas unos días planteando que «al menos» debería ser del 15%. La clave está en ese «al menos». Es solo una base de negociación. Y en todo caso, a diferencia de la anterior Administración, lo evidente es que habrá impulso a un pacto internacional sobre el impuesto de sociedades que ponga freno (o lo intente) al traslado de beneficios a paraísos fiscales.