Ikea activa en España el servicio de alquiler de muebles para negocios, empresas y autónomos

D. C. REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

IKEA

La iniciativa está pensada para proyectos que tengan una necesidad temporal de mobiliario

01 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Decorar o actualizar el mobiliario de un negocio con muebles de alquiler ya es posible con el nuevo servicio de renting y leasing que ha habilitado la multinacional Ikea en España. Se trata de un proyecto piloto, ya iniciado hace unos meses por la compañía sueca en su país de origen, que luego se extendió a Finlandia, Noruega, Dinamarca y Polonia y que ahora llega a España, lo que indica que nuestro país es una plaza estratégica para el grupo, informa la compañía en un comunicado.

Ikea Rental, como se denomina el nuevo servicio, es un proyecto piloto de alquiler en las dos vertientes (renting y leasing) de mobiliario y objetos de decoración para clientes Ikea Business, el área dedicada al servicio de negocios, empresas y autónomos. El objetivo de esta idea, con mucha tradición en sectores como el de automoción, es el de potenciar la economía circular.

La iniciativa está especialmente pensada para aquellas empresas que tengan una necesidad temporal de mobiliario, de modo que lo usan mientras su negocio lo requiere y después pueden devolverlos y darles una segunda vida. Se incluyen todos los productos del surtido (excepto una selección, por cuestiones de higiene o instalación) e incorpora los servicios de transporte y montaje, además de otros extras.

Los titulares de negocios que opten por este servicio de Ikea lo pueden hacer en dos modalidades: el denominado Ikea Rental, en el que el cliente paga una cuota mensual fija y al finalizar el contrato adquiere la propiedad de los productos mediante el pago de una cuota extra; y el Flexible, que funciona del mismo modo, pero al finalizar el acuerdo el cliente puede decidir si adquirir la propiedad o devolver los productos a Ikea. Los plazos de contrato para una y otra modalidad son de 24, 36 o 48 meses.

Para la puesta en marcha de este nuevo servicio, el grupo sueco colabora con Rentchester, una plataforma de renting de muebles con la que comienza también a explorar la posibilidad de lanzar el alquiler de muebles para particulares. Funciona a modo de suscripción y a sus clientes les ofrece darle una segunda vida al mobiliario. Como ejemplos, por cinco euros al mes es posible suscribirse a un pack de teletrabajo ergonómico y por 52 permitiría surtirse de lo necesario para amueblar una vivienda completa.