Rafael Outeiral: «Tenemos en proyecto diseñar un buque propulsado con hidrógeno»

Sofía Vázquez
sofía vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Ramón Leiro

Nodosa participa en un consorcio que optará a los fondos europeos con su plan

15 may 2021 . Actualizado a las 21:41 h.

«Sí, soy conciliador. Ante una discusión mi papel es que cada persona entienda que hay posturas diferentes y que se puede opinar lo contrario respecto a un tema. A veces es difícil que alguien recapacite, pero hay que intentarlo». Así se explica Rafael Outeiral Graña (Cangas, 18 del 11 de 1960), gerente de Nodosa, una empresa a la que llegó hace 36 años de la mano de los dos fundadores, Manuel Dopico y Jaime Novas. Ya se ha incorporado la segunda generación. Outeiral hizo de nexo de unión. Sin problemas.

[Empieza la entrevista pero da la noticia cuando está a punto de finalizar.]

-¿Van a optar a las ayudas de reconstrucción europea?

-Tenemos un proyecto bonito. Vamos en un consorcio apoyados por la Autoridad Portuaria de Marín, con la Universidad de Vigo y con otras empresas.

-¿Puede contar el proyecto?

-Todavía no mucho. Es el diseño y el desarrollo de un buque propulsado con hidrógeno, con pila de hidrógeno. Es un salto cualitativo al que hay que ir. Los vehículos ya lo están haciendo. Hay una legislación que dice que en el año 2050 ningún vehículo puede ser ya con motor de combustión. En el mar va a pasar lo mismo. Es decir, esa transición energética es una realidad y todos tenemos que ir desarrollando nuevas formas de propulsar, de operar y de desplazar los barcos.

-Dicen que les va muy bien en el astillero.

-El naval es un sector muy cíclico. Hay grandes altibajos. Nosotros mantenemos una línea bastante estable. Con la que está cayendo por ahí, no nos quejamos. En nuestra estrategia diferenciamos la construcción y la reparación naval. Diversificamos entre ambas áreas, y además le damos mucha importancia a las dos. No dejamos ninguna al margen. Pero en realidad no cuento ningún secreto.

-Ustedes han construido a lo largo de la historia 300 buques. Dígame los cinco primeros y los cinco últimos.

-Ufff. Es difícil. Me acuerdo del primero, Aveiro. El segundo fue El Delfín; la construcción tres pues ya tengo un poco más dificultades…. Lo que sí te podría decir es que los cinco primeros barcos que hizo Nodosa fueron auxiliares de mejillonera. El último que entregamos fue el Falcon, un arrastrero de última generación para el caladero de Malvinas, que hicimos para la compañía armadora Petrel Fishing Company LTD.

-¿Y el cuarto y el tercero de los últimos?

El Monte Lourido es el anterior para Ferralemes LTD. También para faenar en Malvinas. [Nos armamos un pequeño lío con los números de los barcos] El 298 fue un auxiliar mejillonero para O Grove. Y el 297 y 296 son dos barcos gemelos para Groenlandia (están en construcción). Se trata de dos portacontenedores.