El Banco de España propone abaratar el coste del despido a la mitad

LA VOZ REDACCIÓN

ECONOMÍA

El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, es una imagen de archivo
El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, es una imagen de archivo Martina Miser

Para corregir la dualidad del mercado laboral también defiende implantar la mochila austriaca

13 may 2021 . Actualizado a las 17:38 h.

Como ya hiciera en la anterior crisis, siendo gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el Banco de España ha aprovechado la publicación de su informe anual para proponer recetas con las que reducir la dualidad histórica del mercado laboral patrio, una brecha que Bruselas presiona para que se suture. Así, la institución que lidera Pablo Hernández de Cos ha planteado corregir la desigualdad de los trabajadores temporales con un sistema mixto que combine la rebaja a la mitad del coste por despido con el establecimiento de un fondo de capitalización individual nutrido por las empresas, pero implantado con ayuda del Estado y los fondos europeos.

No es la primera vez que el Banco de España sugiere la implantación de la denominada «mochila austríaca», planteada ya en la reforma laboral socialista del 2010, pero en esta ocasión calcula el hipotético coste de implantación, superior a los 9.000 millones de euros, y propone que el Estado financie unos 8.000 millones con cargo, al menos parcial, a los fondos europeos, informa Efe.

El informe anual de la entidad, publicado este jueves, repasa los retos estructurales que afronta la economía tras la pandemia de covid-19, entre los que sitúa la corrección de la brecha en el nivel de protección de los trabajadores con contrato temporal y aquellos con contrato fijo.

Señala que los temporales, entre los que se incluyen colectivos más vulnerables como los jóvenes o los trabajadores con menor formación, han soportado «de manera desproporcionada» la destrucción de empleo durante las últimas décadas porque su despido es más barato, patrón que también se ha observado en la crisis actual.

Contrato único con coste creciente por despido

Para solucionarlo, el Banco de España habla de distintas opciones, como el contrato único con coste por despido creciente, pero analiza en detalle el modelo austríaco porque considera que es menos desigual, incentiva la movilidad, no genera tensiones de liquidez a las empresas y traslada las decisiones del despido a cuestiones de eficiencia y no de costes.

La entidad plantea que las empresas aportarían al fondo individual de cada trabajador 6 días por año trabajado, un importe que sería deducido de la indemnización a abonar por el empleador en caso de despido.

El trabajador podría hacer uso del dinero acumulado en el fondo en caso de despido, para formación o para la jubilación.

9.000 millones de sobrecoste

El modelo de cálculo -que toma datos del 2013 al 2016- asume una reducción del 50 % de los costes actuales de despido y finalización del contrato, pero manteniendo los derechos de indemnización que los trabajadores hubieran acumulado antes de la reforma, lo que da lugar a un sobrecoste para su implantación en cuatro años de 9.000 millones.