Las asambleas vecinales celebradas de forma telemática ya tienen cobertura legal

La Voz

ECONOMÍA

El Gobierno regula por real decreto estas juntas, prohibidas por las limitaciones de aforo durante la pandemia

06 may 2021 . Actualizado a las 11:11 h.

No es que las reuniones de las comunidades de propietarios suelan ser foros que generen consenso. Pero, sin ellas, las relaciones vecinales y de convivencia amplifican roces y conflictos que ya se suelen producir en condiciones normales. Si a ello se añaden los problemas surgidos a raíz de los confinamientos domiciliarios y las restricciones al ámbito privado, la situación puede convertirse en insostenible. La prohibición de celebrar reuniones de más de seis personas a causa del covid paralizó estas juntas durante más de un año. Pero había que resolver derramas, reclamaciones de recibos impagados o renovación de cargos. Hubo propietarios que no se lo pensaron dos veces y al igual que se comunicaban con sus familiares por vía telemática, ¿porqué no hacerlo con sus vecinos?

El problema es que la actual Ley de Propiedad Horizontal no contempla que estos asuntos puedan resolverse por videollamada y fue entonces cuando intervino el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas (Cgcafe) al solicitar al Gobierno una solución legal que diese validez a las juntas online. Y así ha sido.

El Consejo de Ministros acaba de aprobar un real decreto con el que valida las juntas de propietarios realizadas de manera telemática (ya sea por videoconferencia o por conferencia telefónica múltiple) para tratar temas urgentes, como las obras de accesibilidad o aquellas que resulten necesarias para el mantenimiento y funcionamiento de un edificio. La medida entrará en vigor el próximo día 9. Eso sí, tendrá que garantizarse que todos los asistentes a la reunión telemática tendrán los medios adecuados para ello. Para aquellos casos en los que no pudiera certificarse, se habilita la emisión del voto por correo postal o comunicación telemática.

Para el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas, esta medida «garantiza el derecho de participación de todos», aseguró su presidente Salvador Díez, y facilita que las comunidades de vecinos «puedan seguir con su actividad normal», así como con sus obligaciones económicas, ya que contarán con los ingresos por cuotas de los propietarios. Precisamente, la falta de una regulación adaptada al escenario de limitaciones por la pandemia produjo un aumento de impagos hasta ahora imposibles de reclamar porque para eso había que convocar la junta.

Los administradores de fincas han recordado también que con esta parálisis del 2020 se han dejado de celebrar más de un millón de juntas de propietarios, lo que ha conllevado a la paralización de obras en los edificios. Unas reformas que ahora se podrán acometer con «los fondos europeos que se destinarán a la rehabilitación de inmuebles. Unas partidas que se podrán dedicar a proyectos de mejora de la accesibilidad, eficiencia energética y la rehabilitación de edificios en general», destacan desde Cgcafe y que con las asambleas virtuales ya podrán validar los propios vecinos.