La gallega Ecoener aplaza su salida a bolsa al 4 de mayo y rebaja la oferta de acciones casi a la mitad

La Voz REDACCIÓN

ECONOMÍA

Manuel Romero

El grupo de renovables será el primero en salir al parqué este año y medirá el apetito inversor por las energías verdes

28 abr 2021 . Actualizado a las 17:54 h.

La empresa gallega de energías renovables Ecoener ha decidido retrasar unos días su salida a bolsa, inicialmente prevista para este viernes, 30 de abril. Finalmente, empezará a cotizar el próximo martes, 4 de mayo, convirtiéndose en la primera empresa que debuta este año en el Mercado Continuo (sin contar con Línea Directa, que se debuta mañana, pero a través de un listing, en el que no hay venta de acciones).

Además, el grupo que preside Luis de Valdivia ha rebajado la cuantía del importe que aspiraba a captar con la colocación de acciones, desde los 182 millones de euros iniciales a 100 (ampliable hasta un máximo de 10 millones de euros si se ejercita la opción de sobreadjudicación). Su destino: financiar la cartera de proyectos. El grupo trabaja con energía eólica, hidráulica y fotovoltaica. Cuenta con 141 megavatios en operación, 142 en construcción y una cartera de aproximadamente 1,5 GW en distintas fases de desarrollo. Tiene activos en funcionamiento en tres continentes y proyectos en desarrollo en once países.

El precio por acción, que se fijará mañana, se mantiene entre los 5,9 euros y los 7,25 euros.

Ecoener será, además, la primera del aluvión de salidas a bolsa de empresas relacionadas con las energías renovables previsto para este año, entre las que destacan Acciona Energía, Opdenergy o la filial de renovables de Repsol. Así las cosas, será el estreno de la empresa gallega una prueba de fuego para medir con exactitud el apetito del mercado por las renovables.

No habrá dividendos

En lo que respecta a la retribución al accionista, Ecoener ha optado por una política de reinversión de los beneficios en el desarrollo de nuevos proyectos de cara a impulsar el crecimiento a largo plazo, y no prevé, por tanto, distribuir ningún dividendo en efectivo durante los tres años posteriores a la salida a bolsa.

Para su puesta de largo en el parqué, el grupo gallego ha contratado los servicios de Société Générale con quien ya trabajó en una emisión de bonos verdes, el pasado septiembre, por 130 millones a 20 años.

Estarán detrás de la operación entidades como Banco de Sabadell, CaixaBank, Crédit Agricole Corporate and Investment Bank, HSBC Continental Europe y Banco Cooperativo Español.