El alquiler se encarece un 4,3 % en Galicia en el año del covid

Contrasta con la media nacional, que se abarató un 3,6 %


Redacción / La voz

El aguijón del coronavirus ha conseguido pinchar la burbuja del alquiler. Al menos en el conjunto de España -y con especial incidencia en mercados muy tensionados como son Madrid, Cataluña o Baleares-, donde el coste medio de los alquileres se redujo un 3,6 % entre marzo del 2020 (momento en el que se decretó el primer estado de alarma) y el mismo mes de este año.

Según un estudio publicado ayer por Fotocasa, esta reducción en los precios cobra una relevancia mucho mayor en los tres mercados más tensionados del país. En Madrid, los inquilinos vieron cómo sus rentas se reducían un 8,6 %, una décima menos que los de Barcelona. Pero si ha habido un mercado que se ha visto realmente afectado por la virulencia de la pandemia, ha sido Baleares, donde el alquiler llegó a descender un nada desdeñable 13,4 %.

A pesar de que la pandemia aterrizó en las vidas de los españoles en el primer trimestre del 2020, no ha sido hasta este año 2021 cuando se ha empezado a notar en los bolsillos de los inquilinos. Y es que, tal y como explican los expertos de Fotocasa, en enero de este año fue cuando se detectó el primer parón del crecimiento interanual en el precio de la renta. Hasta entonces, el mercado encadenaba 66 meses de subidas consecutivas (desde agosto del 2015 hasta diciembre del 2020). Las cosas cambiaron por completo este año. En febrero, el precio llegó a registrar un descenso de un 1,7 % por primera vez.

Pero no todos los bolsillos de los inquilinos han logrado un respiro en el último año. Mientras que Madrid, Barcelona y Baleares vieron cómo sus alquileres bajaban, Galicia ha sido uno de los territorios que han protagonizado la otra cara de la moneda. El precio de la vivienda en alquiler cerró el primer trimestre del año con un incremento interanual del 4,3 %.

Tras los últimos vaivenes, el precio del metro cuadrado en Galicia se situó en los 7,24 euros. Si tomamos como referencia una vivienda tipo de 90 metros cuadrados, el coste mensual de la renta en territorio gallego asciende a los 651,6 euros.

Tanto A Coruña como Pontevedra superan la media. Los ciudadanos de estas dos provincias tienen que hacer frente a los alquileres más caros de toda la comunidad. Con un precio medio de 8,16 euros por metro cuadrado, los del sur habitan las viviendas más costosas. De hecho, para un piso de 90 metros cuadrados, es necesario invertir en el alquiler una media de 734,4 euros. Rozando la cifra media del conjunto de Galicia se sitúan los coruñeses. Su arrendamiento medio mensual alcanza los 664,2 euros (o lo que es lo mismo, 7,38 euros por metro cuadrado).

Caso contrario es el de las provincias de Lugo y de Ourense. La primera puede presumir de ser el territorio con los costes más asequibles. El precio medio del metro cuadrado se queda aquí en los 5,69 euros. Así, en suelo lucense un piso tipo de unos 90 metros cuadrados costaría 512,1 euros al mes. Poco más hay que invertir en el caso de Ourense. En esta provincia el alquiler asciende a una media de 525,6 euros (lo que suponen unos 5,84 euros por cada metro cuadrado).

Los más caros en España

Ni Madrid ni Barcelona se quedan con la medalla de oro en esto de los alquileres caros. Y es que la provincia más costosa de toda España -según los datos publicados por Fotocasa- es Guipúzcoa, donde el precio medio del arrendamiento (por un piso de 90 metros cuadrados) alcanza los 1.323,9 euros mensuales. Le sigue muy de cerca Barcelona (1.312,2 euros), mientras que Madrid se queda con la medalla de bronce, al situar su renta media en los 1.251 euros al mes.

La oferta sube en Sanxenxo y Santiago

El coronavirus no parece haber afectado a la demanda de pisos en alquiler en Galicia. Los ciudadanos de la comunidad siguen buscando inmuebles en los que poder vivir arrendados y la pandemia no ha desviado a una cantidad significativa de gallegos hacia el mercado de la propiedad. Eso es lo que muestra un estudio elaborado por la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin), en el que aseguran que incluso, «si se compara con el mismo período del año pasado, se mantienen estas cifras, aunque con una leve tendencia al alza». Aseguran los expertos de las inmobiliarias que la oferta, en líneas generales, no ha sufrido variaciones importantes en el conjunto de la comunidad. Aunque, eso sí, analizando los datos más pormenorizadamente hay cuatro zonas que han experimentado ciertos cambios: «En Compostela y en Sanxenxo ha habido una leve subida en el número de unidades ofertadas disponibles, mientras que en A Coruña y en Lugo se registró un descenso».

El arrendamiento que más se ha repetido entre las inmobiliarias de la comunidad rondaba entre los 400 y los 600 euros al mes. Tan solo el 10,7 % de los gallegos pagaban más de 600 al mes y solo el 18 % abonan entre 300 y 400.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El alquiler se encarece un 4,3 % en Galicia en el año del covid