El Gobierno promete la gran reconversión de España sin detallar los sacrificios

Cristina Porteiro
C. Porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Solo habrá tres tipos de contrato y el indefinido será el de uso generalizado

13 abr 2021 . Actualizado a las 20:31 h.

España afronta tras la pandemia el mayor reto económico y social de las últimas décadas. Y lo hace sin dinero en la hucha. Con las cuentas esquilmadas tras un año de ERTE, moratorias, créditos y ayudas directas. El país fía su futuro a los fondos europeos procedentes del Next Generation EU. Pero para desembolsar las ayudas (140.000 millones en préstamos y subvenciones), el Gobierno debe enviar antes del 30 de abril a Bruselas su plan nacional de inversiones y reformas. Bien detallado. Sin su visto bueno, no habrá dinero.

El presidente Pedro Sánchez, que presentará este miércoles al Congreso la letra pequeña del plan, avanzó este martes sus líneas maestras, muy parecidas a las del borrador del mes de octubre. Pero lo hizo con más solemnidad, prometiendo «el plan económico más ambicioso y trascendental de la reciente historia de España. La mayor oportunidad desde su entrada en la Unión Europea hace 37 años». ¿En qué consistirá esa reconversión económica que anticipa el Ejecutivo? En 102 reformas y 110 inversiones.

En los próximos tres años se movilizarán —es la intención del Gobierno—, 70.000 millones de euros a fondo perdido para impulsar hasta 20 programas tractores para la transformación. El 39 % en el ámbito ecológico, un 29 % para proyectos de digitalización y un 10,5 % para educación y formación.