Redacción / la voz

Se definen como «una familia con una conciencia ecológica muy grande». Hace veinte años César Santiso y Maica Rodríguez decidieron trasladarse de A Coruña a Carral con su hijos Martina y Daniel y hacer una vivienda en bioconstrucción, lo que hoy se llaman casas pasivas, que prácticamente no consumen energía. Tienen instalación fotovoltaica para producir su propia electricidad y paneles solares térmicos para calentar el agua y para la calefacción, que es de biomasa. «Es una casa sin petróleo. Y nos faltaba la parte de la movilidad cero emisiones, que hasta ahora no era imposible pero sí muy difícil y desde luego no era rentable», explica César. Compraron un Toyota Prius -el primero, dicen, que circuló por A Coruña- y después otro híbrido, un Yaris. Ahora han apostado por el vehículo cien por cien eléctrico: tienen un Peugeot ë-208, una moto Zero S y acaban de encargar una furgoneta Citroën ë-Jumpy que van a camperizar.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Una familia con tres vehículos eléctricos: «El 80 % de nuestra movilidad nos sale gratis»