Escrivá plantea pagar hasta 12.000 euros por cada año que se retrase la jubilación

Es una de las medidas que negocia con los agentes sociales en la reforma del sistema de pensiones


Madrid / Colpisa

No todos los que se jubilen de forma anticipada sufrirán una penalización mayor a la actual, solo aquellos que lo hagan a una edad más temprana o más pegada a la jubilación legal y los que accedan a las pensiones más altas. E incluso serán mayoría los que se retiren antes de tiempo y salgan beneficiados. Además, se premiará a quienes pospongan el retiro con hasta 12.000 euros por cada año de retraso por encima de la edad legal. Así al menos lo contempla el nuevo sistema de incentivos y desincentivos que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha diseñado y que por fin desveló este lunes en su comparecencia ante la Comisión del Pacto de Toledo.

El principal objetivo de Escrivá de cara a la reforma de pensiones que está pergeñando es retrasar, aunque sea solo unos pocos meses, la edad efectiva de retiro, que en la actualidad se sitúa en los 64,5 años, para intentar que se aproxime poco a poco a la legal, que se eleva ya a los 66 años con carácter general (65 años para las largas carreras).

Para conseguirlo, una de las propuestas más novedosas es la de abonar un único pago al trabajador que decida posponer su retiro que puede elevarse hasta los 12.000 euros por cada año que lo retrase. Concretamente, estos incentivos oscilarían entre los 4.786 y los 12.060 euros dependiendo de las bases de cotización y los años trabajados. Esta es una opción que no existe en la actualidad, pero a su vez el trabajador podría elegir también disfrutar de un incremento del 4% de la base reguladora de su pensión por cada uno de estos años que retrase su retiro (en la actualidad este incentivo está entre el 2% y el 4%). O incluso podría optar por una tercera vía que sería una combinación de ambas.

Al mismo tiempo, Escrivá -que fue objeto en el Congreso de duras críticas por parte de la mayoría de partidos políticos- desgranó cómo será el nuevo esquema de coeficientes reductores. Si finalmente viera la luz, ya que aún no cuenta con el beneplácito de los agentes sociales ni del Parlamento, la penalización será más dura para los que accedan a la jubilación anticipada 24 o 23 meses antes de la edad legal, menos a partir del mes 22 y de nuevo habrá un mayor castigo para quienes lo hagan en el trimestre anterior a la edad establecida en la ley.

Lo primero que cambia es que los coeficientes reductores de la jubilación anticipada voluntaria serán mensuales y no trimestrales como ahora. El ministro aseguró que «en la mayoría de los casos suponen una menor penalización que ahora, especialmente para las carreras laborales más largas».

Concretamente, los recortes oscilarán entre un máximo del 21% para los que accedan a la jubilación 24 meses antes de la edad legal, es decir, a los 64 años con carácter general, y un mínimo del 2,81% para los que lo hagan un mes antes. Se trata de unas penalizaciones bastante más elevadas que la horquilla actual, que va entre el 16% y el 1,6%. No obstante, los coeficientes reductores varían también en función de los años cotizados.

Pero además el sistema plantea que estos coeficientes no se sigan aplicando como se hace ahora a la base reguladora, sino que se realicen siempre sobre la pensión final con el objetivo de corregir la inequidad actual. Esto, en definitiva, perjudicará a las rentas más altas en su totalidad, que sí tendrán un mayor castigo ya que la penalización efectiva se reduce ahora al entorno del 2% anual. Esta medida, sin embargo, se implantará progresivamente en el plazo de seis años.

Cómo subirán las pensiones

Escrivá también detalló cómo será la nueva fórmula de revalorización de las pensiones y confirmó lo que ya había adelantado este periódico.

El nuevo mecanismo se basará en la inflación del año anterior, pero se compensarán los años de inflación negativa a lo largo de los tres ejercicios siguientes. No obstante, el Ejecutivo se ha abierto a excluir de la compensación a las pensiones mínimas e incluso en el turno de respuestas el ministro, que mostró su enfado por las intervenciones de algunos diputados -el del PP incluso le acusó de mentir por hablar de un acuerdo cercano con los agentes sociales-, abrió la puerta a eliminar finalmente esta corrección. «Igual ni tratamos el tema de la inflación negativa», apuntó.

En la primera fase de la reforma se restringirá la jubilación parcial y la forzosa y se pondrá en marcha el año que viene el nuevo sistema de cotización de los autónomos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Escrivá plantea pagar hasta 12.000 euros por cada año que se retrase la jubilación