El Gobierno avanza que hay varios inversores interesados en la fábrica de Alcoa

La multinacional exige que el comprador asuma toda la responsabilidad si hay problemas en el futuro


La Voz

El secretario general de Industria, Raúl Blanco, avanzó que, aparte del grupo británico Liberty, hay «varios» inversores más interesados en comprar la fábrica de aluminio de Alcoa en San Cibrao. Aunque Liberty, añadió, es el prioritario, apeló a la «prudencia» debido a la situación financiera que atraviesa, tras la quiebra de su principal prestamista en el Reino Unido. Con otros inversores «ha habido llamadas de interés, pero no contactos firmes», apuntó.

Al mismo tiempo, el secretario general de Industria instó a Alcoa a que deje de poner condiciones para la operación. La última es obtener inmunidad por si aparecen problemas tras la venta, para curarse en salud si se reproduce lo que está ocurriendo con las plantas de A Coruña y Avilés. La Audiencia Nacional está investigando la venta que realizó la multinacional del aluminio primero al fondo Parter, que luego traspasó las factorías al grupo Riesgo. Alcoa se enfrenta a posibles responsabilidades penales por aquella operación, cerrada en julio del 2019. No quiere pasar por lo mismo con San Cibrao y ha exigido que, si pasa algo, que sea el comprador el que asuma todas las responsabilidades. En este sentido, Blanco replicó que se trata de «elementos que las Administraciones no pueden admitir».

El secretario general instó a Alcoa a «que se deje de poner condiciones» y «tire adelante» con la venta de la fábrica.

La Consellería de Economía señaló que las negociaciones estaban estancadas y apremió a las partes a acelerar la operación para dar estabilidad al medio millar de trabajadores.

De precio eléctrico, cero

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, desligó el problema de Alcoa en San Cibrao del precio de la electricidad -factor que, según la empresa, la convenció para intentar cerrar la fábrica, antes de negociar su posible venta-. Y atribuyó la decisión de la multinacional a una revisión de su «estrategia comercial para buscar otro tipo de mercados».

Ribera confió en que la venta se pueda resolver con la participación e intervención del Ejecutivo. En este sentido, Alcoa negocia con la SEPI, que traspasaría los activos a Liberty o a otro inversor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno avanza que hay varios inversores interesados en la fábrica de Alcoa