Julio López: «Nos encontramos en un momento dificilísimo, con cambios tremendos»

El futuro presidente de la asociación de estaciones de servicio gallegas analiza los inminentes retos del sector


carballo / agencia

Julio López Vázquez (Boimorto, 53 años) lleva ya 34 años en la gasolinera Bazarra, en Cee, negocio del que es gerente y que ha superado el medio siglo de vida. Es el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de A Coruña y secretario de la autonómica desde hace casi cuatro años, y este mes pasará a ser también presidente de la federación gallega. Esta entidad aglutina a 250 gasolineras de Galicia. Todas ellas viven un momento de cambios profundos ante lo que está por venir.

-¿Cuáles son los cometidos de la asociación que va a presidir?

-La defensa del sector. De las estaciones de servicio, de principio, tradicionales. No las automáticas, sin ningún personal, de grupos foráneos y su propia entidad a nivel nacional. Defendemos los puestos de trabajo en las gasolineras tradicionales. Debe haber personal. Hay muchos factores: la seguridad, la personas que necesitan atenciones, las energía alternativas... Creemos que es necesario, pero la Administración piensa otra cosa.

-Cuando habla de defensa es que existen «ataques». ¿Crecen los riesgos en su sector?

-Totalmente. Nos encontramos en un momento dificilísimo, con cambios tremendos. Hay una transformación energética total, mucha incertidumbre. Además de las medidas medioambientales que ya estamos acometiendo, habrá que tomar otras. Somos líderes en Galicia a nivel nacional en protección de suelos, por ejemplo, muy por delante de otras comunidades que ni han empezado. Y está sobre todo el cambio energético, porque va a haber un pool de energías, muchas y nuevas. Hay que formarse. Solo en gases, hay tres. Y los cargadores eléctricos. Y los productos sintéticos, el hidrógeno...

-La electricidad manda, ¿no?

-Según el coste del automóvil, la electricidad tendrá el 20 % del mercado. Como mucho. Y el resto, las energías alternativas. Pero a nosotros, el coche eléctrico nos afectará en poco.

-¿Por qué? ¿No les afecta ya?

-No, ahora mismo, no. Pero si coge ese 20 % que dicen los estudios, será el mismo porcentaje que representa hoy la gasolina.

-Sí instalarán cargadores eléctricos.

-Sí. Es una opinión muy personal: tenemos que estar con la electricidad, debemos tener cargadores eléctricos, sí. Pero cuando adquieres un coche eléctrico, no lo haces pensando que vas a estar 15 minutos en una gasolinera, sabiendo que lo puedes cargar de noche en tu casa. O si te vas de viaje, igual paras en la gasolinera, pero seguro que miras si en el hotel en el que paras hay cargador. Y en el restaurante, seguro que lo mismo. Ahí va a haber un reparto muy grande y a nosotros no nos tocará el trozo mayor. Tendremos el cargador más rápido de todos, sí, pero lo que se instala por ahora no es rentable. No para todos.

-¿Y le ve futuro al gas?

-Es una energía que va a estar ahí. Tiene un mercado que crece. En otros países ya hay mucho. Pero hablamos de tres gases: licuado para camiones, compromiso (ambos naturales) y el autogás. Habrá que ver qué pasa con todo. En ese mix de energías con electricidad, también productos sintéticos, que se pueden incorporar a los coches actuales. Puede ser un bum para no sacrificar la industria del automóvil, con todos los avances que ha habido.

-Tanta diversidad genera muchas dudas a la hora de comprar.

-Cierto, estamos en un momento de incertidumbre total, con el problema tremendo de que te equivoques en cualquier inversión que hagas. Que apueste por algo que no triunfe, como cliente o como proveedor. Que ya quede obsoleto si quieres venderlo. O que no tenga los resultados esperados. Puede que los actuales coches dejen de venderse en el 30 o en el 40, pero pueden durar 15 o 20 años más. Pero bueno, el abanico es tan grande, que según tus características, lo que precises, puedes tomar una u otra decisión. Antes nos preguntábamos lo de los kilómetros para coger un diésel o no. Y ahora lo mismo, pero con más variedad: el uso, los cargadores, si viajas mucho o no...

-¿El diésel resiste?

-Es uno de los motores que menos contamina en la actualidad. Los nuevos coches tienen motores muy testados, muy buenos, con prestaciones increíbles. Pero hay un ataque a esa combustión. Puede que le pongan más impuestos, con aparte subvencionado a los transportes. Pero también pueden bajar el producto base, la media de impuestos es del 70 %. O sea que podría competir, porque no es caro. Pero si lo que buscan es potenciar otras energías, subirán los impuestos del gasóleo. Lo que va a pasar no se sabe. Desde luego, de golpe creo que no se va a cargar mucho.

-¿Es cierto eso de que en algunas estaciones el diésel es mejor que en otras?

-Hay una base mínima en el producto. Pero los combustibles tienen más productos. Uno, el bio, cada vez más, y en las gasolinas, igual. En Galicia afecta más, por la humedad, y hay que cuidar mucho el almacenamiento, es importantísimo. Y después están los aditivos, que es algo que cada marca pone, exclusivos unos, otros no. En el coste final también influye el caso de cada uno, si no hay personal, ese gasto no se traslada.

-¿Han cambiado muchos los contratos con las petroleras?

-Las petroleras obligan a comprar su producto y aditivos. Pero el producto fluctúa todos los días. No es lo mismo si tienes un proveedor solo o si tienes 16 o 17, no todos suben al mismo tiempo, y queda un margen para que pueda haber diferencias de precios. Todos funcionamos con programas que nos permiten ver la cotización del día anterior, si pido o no pido, si voy o no voy...

-En su gasolinera hace ya años que apostaron por diversificar, por vender muchos más productos. ¿Diversificar es importante?

-Habrá algunas que no lo necesiten, por una buena situación o una política comercial diferente, pero la mayoría como no diversifique tanto con el pool energético como con añadidos... En nuestro caso, por ejemplo, no habríamos podido mantener los puestos de trabajo. Incluso crecemos, además de abrir una línea de negocio distinta. Ya somos comercializador eléctrico. Y por eso aumentamos personal, de otro modo sería inviable, cuando casi todos reducen. Y lo hacemos en un momento en el que han abierto más gasolineras en esta zona. Nuestra política es sobre personas. Y por eso diversificamos, desde un taller de bicicletas a restauración en la cafetería... Todo eso es para defender el personal que tenemos, somos 15 y seremos 16.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Julio López: «Nos encontramos en un momento dificilísimo, con cambios tremendos»