MásMóvil respetará la integridad de R

F. Fernández LA VOZ

ECONOMÍA

JUAN MEDINA

La operadora se compromete a mantener las sedes del grupo Euskaltel en Bilbao y en Galicia y a no aplicar un ERE a una plantilla de 580 trabajadores durante cinco años

29 mar 2021 . Actualizado a las 22:02 h.

La opa lanzada por el grupo MásMóvil, a través de Kaixo Telecom, para hacerse con el 100 % de Euskaltel, a cambio de cerca de 2.000 millones de euros, tiene con el alma en vilo a los 580 trabajadores de la gran teleco del norte. Y, en especial, a los 270 de R Cable y Telecable, su satélite en Galicia (donde mantiene su sede social) y Asturias. Javier Gómez, presidente del comité de empresa, admite que la operación ha sido todo un «sorpresón» que ha generado «preocupación y nerviosismo» entre la plantilla por si implica nuevas reestructuraciones de personal. Desde que Euskaltel compró la cablera gallega R, en el 2015, se han producido varios despidos: hace dos años, diez de golpe.

Por eso, los trabajadores están intranquilos. Ello a pesar de que en la comunicación remitida el domingo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), MásMóvil deja claras sus intenciones de respetar la integridad del grupo al completo durante al menos cinco años. Literalmente, asume el compromiso de que «Euskaltel continúe existiendo como una sociedad separada participada, con domicilio social y residencia fiscal en Euskadi y manteniendo la marca durante un período de, al menos, cinco años».

No habla de R ni de Galicia. Pero sí lo hace en una nota de prensa anexa: «MásMóvil mantendrá el empleo, las marcas Euskaltel, Telecable, R y Virgin, y las sociedades Euskaltel S.A. y MásMóvil Ibercom, S.A.U. continuarán teniendo su sede social en Euskadi, mientras que R Cable y Telecable Telecomunicaciones, la suya en Galicia».

Y lo reiteró el propio consejero delegado de la cuarta operadora del país, Meinrad Spenger, en declaraciones a Radio Euskadi: «Hay una protección a muy largo plazo y una voluntad de no hacer cambios». Añadió: «Os invito a observar la trayectoria de MásMóvil. Compramos otras compañías en el pasado y hemos aumentado el empleo».

Para asegurarse aún más, Javier Gómez contactó con Recursos Humanos para comprobar si las garantías de empleo que ofrecía MásMóvil se extendían a Galicia. La respuesta fue que sí. El comité de R ha solicitado una entrevista con el consejero delegado de Euskaltel, José Miguel García, para quedarse más tranquilo.

En el comunicado remitido a la CNMV se apostilla que «con sujeción a las condiciones del mercado concurrentes en cada momento» se compromete a «no ejecutar un expediente regulador de empleo (ERE) en Euskaltel durante, al menos, cinco años».

Además, la compañía garantiza que, a partir del quinto año, «y siempre que se mantenga la actual composición accionarial, la modificación de estos compromisos requerirá el voto favorable del 90 % del capital social».

Incógnita Abanca

Spenger calcula que la opa no se resolverá antes de seis meses. De momento, tiene el compromiso de que le van a vender sus títulos los tres principales accionistas: Zegona, Kutxabank y Corporación Financiera Alba. Esta última sociedad pertenece a la familia March. Esta, a su vez, en alianza con el fondo CVC, controla el 20 % de Naturgy, que también ha aceptado venderle al fondo IFM en la opa que está tramitando.