Dos meses para acogerse a las mil bajas incentivadas de Naturgy

La empresa ofrecerá un porcentaje de cinco años de salario en función de la antigüedad


redacción / la voz

La dirección de Naturgy ha comunicado a los sindicatos que concederá dos meses a los trabajadores en España (5.318) para que se acojan al plan de bajas incentivadas. El objetivo de la empresa es alcanzar el millar de empleados, esto es, el 18 % del total, para adaptar el equipo humano a las nuevas condiciones del mercado energético (con el cierre de centrales de carbón y la digitalización de procesos, entre otros factores).

Fuentes sindicales informaron de que el grupo quiere cerrar la negociación sobre las condiciones de la oferta pronto, en un plazo de dos o tres semanas. Este viernes tuvieron el primer encuentro y el próximo miércoles será el siguiente.

La compañía planteó un primer avance sobre las condiciones económicas que ofrecerá a los trabajadores que acepten acogerse al plan -las bajas serán voluntarias-. Fuentes sindicales detallaron que el empleado se iría cobrando un porcentaje sobre cinco años de salario en función de su antigüedad. Así, para el caso de mayores de 55 años podría alcanzar entre el 80 y el 85 % de cinco años de sueldo.

En principio, las bajas estarían abiertas a toda la plantilla en España y también a trabajadores de cualquier edad.

Naturgy pone sobre la mesa esta medida de ajuste laboral en plena tramitación de la opa del fondo australiano IFM sobre el 22 % de la eléctrica española, que debe aprobar en última instancia el Consejo de Ministros. Los sindicatos relacionan las prisas del grupo en ejecutar el plan de bajas a ese proceso en aras de obtener una plantilla más ajustada a la realidad del negocio actual.

Ajustes en las eléctricas

Las reestructuraciones de personal (con buenas indemnizaciones por medio) en las compañías eléctricas están a la orden del día. Así, Endesa tiene en marcha un plan de prejubilaciones para 1.200 empleados hasta el 2024.

Por otro lado, los sindicatos de Naturgy en Galicia no han conseguido ponerse de acuerdo para sacar adelante las condiciones en que se trasladarán a Madrid 23 empleados del centro de operación de red (COR) de Galicia, situado en A Coruña. Fuentes sindicales explicaron que la empresa planteaba recolocar a nueve y trasladar a los demás a Madrid, donde concentrarán las tareas de control de la red de distribución en toda España, incluida la gallega. Los traslados implicaban en varios casos incrementos salariales. Pero algunos sindicatos han votado en contra de aceptar la propuesta, así que no hay acuerdo. El grupo mantiene el plan de cerrar el centro de Galicia a partir de septiembre.

La plantilla del COR era de 28 operarios, pero cuatro de ellos ocuparon vacantes en otros puestos y uno dejó la empresa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos meses para acogerse a las mil bajas incentivadas de Naturgy