Naturgy lanza un plan para adelgazar plantilla en mil trabajadores, el 18 % del total

F. Fernández LA VOZ

ECONOMÍA

Francisco Reynés, en la Junta General de Accionistas de Gas Natural Fenosa
Francisco Reynés, en la Junta General de Accionistas de Gas Natural Fenosa Chema Moya | EFE

La empresa traslada a los sindicatos que quiere ejecutarlo en dos o tres semanas y contrarrestar las bajas voluntarias con medio centenar de incorporaciones

24 mar 2021 . Actualizado a las 19:28 h.

La dirección de Naturgy sorprendió hace unos días al comité de empresa con un plan de bajas voluntarias e incentivadas para adelgazar la plantilla en España en mil trabajadores, el 18 % del total. Lo sorprendió porque la reunión era, en teoría, para continuar las negociaciones del nuevo convenio colectivo. Pero estas han quedado aparcadas temporalmente. La compañía quiere negociar la reestructuración de plantilla ya, para ejecutarla dentro de dos o tres semanas, detallaron fuentes sindicales del grupo.

La eléctrica pone este plan sobre la mesa en plena tramitación de la opa del fondo australiano IFM sobre el 22 % del capital del grupo dirigido por Francisco Reynés.

Los representantes de los trabajadores rechazaron el plan de bajas incentivadas (despidos pactados), pues ya se están produciendo salidas a cuentagotas acordadas entre la empresa y cada trabajador.

La reestructuración iría acompañada de medio centenar de nuevas incorporaciones a la plantilla en aras de rejuvenecerla, destacaron fuentes sindicales.

La empresa confirmó que la propuesta incluye salidas de empleados de todas las edades para hacer frente a los cambios en el sector: cierre de centrales de carbón y digitalización de procesos, entre otros.

«La compañía se encuentra en la fase inicial de la negociación del plan con los sindicatos, que contempla la voluntariedad de dichas bajas para lo que Naturgy ofrecerá las desvinculaciones de manera pactada. La voluntad de Naturgy siempre ha sido la negociación con la plantilla y ha estado y está en todo momento dispuesta al diálogo y colaboración con la representación sindical», avanzó el grupo.

Los sindicatos poco más saben de la reestructuración. Este próximo viernes, en una nueva reunión se detallarán las condiciones económicas, entre otros detalles. La empresa sí les ha avanzado que las ofertas de salidas afectarán a todos los departamentos, también al negocio de renovables, un extremo que resulta chocante para los sindicatos, pues es la división que más está creciendo dentro de la compañía eléctrica.

La plantilla global de la energética ascendía a cierre del 2020 a unos 10.540 empleados. De ellos, 5.318 correspondían a España, el 27,5 % de los cuales son mayores de 50 años, según datos del Informe de Sostenibilidad y Estado de Información no Financiera de la compañía.

Cierre del centro de operación

A los sindicatos de Naturgy se les acumula el trabajo, pues a la negociación del nuevo convenio colectivo y del plan de bajas incentivadas se le suma el de los traslados a Madrid de los 28 empleados del centro de operación de red (COR) de Galicia, situado en A Coruña. La eléctrica quiere concentrar en Madrid todas las operaciones de la red de distribución y cerrar el centro de Galicia.

Los sindicatos defienden que los traslados sean temporales y que se les dé la opción a los trabajadores de regresar a la provincia de A Coruña.

UFD (Unión Fenosa Distribución) da servicio a casi dos millones de puntos de suministro en territorio gallego, donde es la principal distribuidora de electricidad. También gestiona 50.000 kilómetros de tendidos eléctricos de baja y media tensión que recorren la comunidad.

Francisco Reynés presidente el grupo Naturgy desde el 2018

Reynés avisa de que Naturgy no paralizará inversiones por la opa de IFM

F. Fernández

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, avanzó que la opa de IFM no paralizará la compañía y que mantendrán su estrategia de seguir creando valor para los accionistas vía rotación de activos -«estamos analizando muchos proyectos», aclaró- e inversiones en nuevas instalaciones renovables para avanzar hacia la transición energética. De hecho, para este año están previstos 1.000 millones más en renovables, de forma prioritaria en España, pero también en Estados Unidos y en Australia. Así lo explicó Reynés en rueda de prensa tras presidir la junta ordinaria de accionistas, que estuvo protagonizada por esa operación que prepara el fondo australiano sobre el 22 % de la eléctrica. Reynés evitó en todo momento valorar para bien o para mal la oferta -«ni para quererles ni para odiarles»-, aunque calificó a IFM como un «fondo reputado y serio». Avanzó que el consejo dará su opinión cuando la opa esté autorizada y llegue el momento de que se ejecute. Antes tampoco puede, pues la ley prohíbe a los consejos de administración obstaculizar este tipo de procesos en sus fases iniciales.

Seguir leyendo