El sueldo medio en Inditex crece un 8 %, hasta los 23.959 euros

G. Lemos REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

ALBERTO LÓPEZ

La textil, que redujo sus ventas un 32 % en España por la pandemia, empleó a 32.000 personas menos en todo el mundo

18 mar 2021 . Actualizado a las 20:53 h.

El impacto de la pandemia, con el cierre de sus tiendas en todo el mundo durante los confinamientos y la retracción del consumo, pasó factura a Inditex el año pasado. Aunque la multinacional salvó el ejercicio más duro de su historia con un beneficio de 1.106 millones de euros, sus ventas se redujeron un 28 %. En España, esa caída fue todavía más acusada, del 32 %, según la información detallada remitida ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que revela que la textil facturó 3.229 millones en el mercado nacional, frente a los 4.766 del ejercicio anterior.

El impacto en su negocio español fue sensiblemente superior al sufrido en el resto de los países del euro, donde las ventas cayeron un 25 %. Más del doble, un 56 %, se desplomaron los ingresos de la multinacional en el resto del territorio de la UE que no comparte la moneda única.

Pese al frenazo en la actividad, la contribución tributaria de Inditex en el mundo se mantuvo en cifras milmillonarias. Aportó 4.689 millones de euros a las haciendas de los países en los que opera, de los que 1.916 millones correspondieron a impuestos soportados por la propia empresa (principalmente por gravámenes sobre el beneficio, pero también aranceles, IBI o cotizaciones sociales empresariales) y otros 2.773 millones fueron tributos recaudados, que en realidad soportan los empleados (como las retenciones de IRPF de sus trabajadores o las cotizaciones de estos) o los clientes (como el IVA) y que la compañía tan solo recauda para luego ingresarlos al Estado.

En el caso de España, los impuestos abonados efectivamente por la sociedad ascendieron a 620 millones el año pasado, un 60 % menos que en el 2019, cuando ingresó 1.049 millones en Hacienda. De esa cifra, 103 millones correspondieron a impuesto de sociedades (372 millones un año antes).

Plantilla y salarios

En cuanto al impacto de la pandemia en la plantilla, la multinacional explica que su política ha pasado por priorizar «el mantenimiento del empleo indefinido fundamentalmente mediante el menor uso de contratos eventuales, así como la no renovación de los contratos temporales si en la fecha de vencimiento no existía un incremento de actividad que requiriese de su extensión». Eso se tradujo en una reducción del cuadro de personal hasta los 144.116 empleados, frente a los 176.611 que había doce meses antes. En España, donde la empresa renunció a aplicar un ERTE, la plantilla se redujo en ocho mil personas, hasta las 40.279.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ya explicó durante la presentación de resultados de la semana pasada, que esa caída se debía a la no contratación de personal de refuerzo que hasta ahora se incorporaba en las campañas más fuertes en ventas, como las rebajas, las Navidades o el Black Friday. «En el caso de España, hemos mantenido íntegramente nuestra plantilla fija durante el ejercicio: A inicio de ejercicio teníamos una plantilla de empleados fijos de 36.600 personas y al final del ejercicio tenemos una plantilla de empleados fijos de 36.600 personas. Lo que no hemos podido hacer es la contratación de equipos de refuerzo», expuso el primer ejecutivo de la textil, que añadió que la compañía ha reanudado ya la contratación de estos eventuales de cara a Semana Santa y que espera que las cifras de empleo se normalicen a niveles de otros años conforme avance el ejercicio.

En cuanto a los salarios, la retribución media en todo el mundo escaló un 8 % el año pasado (en parte por ese ajuste de personal que eliminó puestos temporales), y se situó en 23.959 euros brutos al año, 1.900 más que en el ejercicio previo. Por categoría, los especialistas ganan de media 20.751 euros, por los 32.859 de los mandos intermedios y los 50.050 del personal de dirección.