El Corte Inglés quiere que las 3.000 salidas del ERE sean en los centros que va a reestructurar

José M. Camarero MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

M.MORALEJO

Ofrece bajas indemnizadas con 25 días por año con un tope de 15 mensualidades, aunque los sindicatos piden 36 y 24

18 mar 2021 . Actualizado a las 20:27 h.

La negociación del ERE de 3.000 trabajadores que El Corte Inglés quiere aplicar en la plantilla va dejando claras las intenciones del grupo de distribución a medida que facilita las condiciones a los sindicatos. La compañía tiene la intención de que las salidas voluntarias se restrinjan a los centros y áreas que van a sufrir «procesos de reorganización».

Esto es, trata de evitar que el ERE se extienda a toda la corporación sino solo a negocios con peor situación, como algunos de los centros comerciales que surgieron al abrigo de la burbuja económica hasta hace una década. Esta condición, que apuntaron este jueves a los representantes de los trabajadores, se une a la ya expuesta en el anterior encuentro en el que limitaron las salidas a empleados menores de 50 años. Además, el grupo ha puesto sobre la mesa las primeras cifras concretas sobre las cuantías de las indemnizaciones que quiere abonar a los afectados.

El Corte Inglés plantea salidas indemnizadas a 25 días por año trabajado, con una limitación de 15 mensualidades del trabajador. Para los sindicatos (CC OO, FASGA, FETICO y UGT), esta propuesta inicial es inaceptable. Consideran no solo que es «baja» sino que además es «ajena» a la realidad de las negociaciones del artículo 51 del Estatuto del Trabajador, el que hace referencia a los despidos colectivos. En ese texto, «las referencias de las cantidades negociadas en procesos de empresas del sector o actividad, nos hacen tildar a esta propuesta de ridícula y fuera de mercado». Por ello, han exigido que esas indemnizaciones se eleven a 36 días por año con un máximo de 24 meses.

La corporación también aspira a que en el caso de no cubrirse el cupo de plantilla de forma voluntaria, se procedería a un proceso forzoso a la cantidad de 20 días con 12 mensualidades. Y exige habilitar un período de un mes desde que se cierre el acuerdo para adherirse de manera voluntaria, y otro mes en el que la empresa debe contestar.

La negociación entre ambas partes definirá el resultado final del ERE y sus condiciones. La próxima reunión para tratarlas será el próximo lunes 22 de marzo. La situación por la que atraviesa el grupo de distribución le ha llevado a plantear este ajuste laboral, el primero y más importante de toda su historia. El Corte Inglés tiene una plantilla superior a los 90.000 trabajadores, aunque este plan va dirigido a la plantilla de la sociedad que integra los centros comerciales (unos 63.000 empleados), ya que el resto forman parte del abanico de negocios y filiales del grupo, como Bricor, Supercor, Viajes El Corte Inglés o Seguros El Corte Inglés, entre otras marcas.

Las fuentes consultadas apuntan que la pretensión de la compañía, cuya presidenta es Marta Álvarez Guil, es que unas 2.500 salidas voluntarias procedan del personal de las tiendas y centros comerciales, y otras 500 de sus servicios centrales. Aunque todo queda pendiente de la negociación sindical. A falta de que presente sus resultados anuales del 2020, que cerró el pasado 28 de febrero, en su primer trimestre del año pasado (de marzo a mayo), El Corte Inglés ya perdió 510 millones de euros, en lo que supuso los peores meses de la pandemia del coronavirus, cuando todos sus establecimientos estuvieron cerrados excepto la parte de alimentación. También estuvo operativo el canal online. El grupo logró mantener el 59 % de sus ventas del negocio retail pese a tener durante el primer trimestre la totalidad de las tiendas cerradas, con la excepción de las áreas de alimentación.