Más de 12.000 negocios gallegos han cerrado o despedido a toda su plantilla

G. Lemos REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Martina Miser

Una de cada cuatro empresas afectadas pertenecen al sector hostelero

16 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El 1 de enero del 2020, cuando del coronavirus no nos habían llegado siquiera los ecos de lo que estaba ocurriendo en China, Galicia contaba con más de 73.000 negocios generadores de empleo. Un año después de que el virus pusiera al límite no solo el sistema sanitario sino también la capacidad de resistencia de la economía, quedaban apenas 60.900, lo que supone el cierre de uno de cada seis negocios que creaban puestos de trabajo en la comunidad (o el despido de todo el personal, lo que también los borraría de esta estadística). Frente al casi 17 % del tejido empresarial afectado en la comunidad, en España, la cifra llega al 20 %, con casi 240.000 empresas extinguidas o sin plantilla.

Así lo afirma un estudio experimental del Instituto Nacional de Estadística (INE) que analiza la demografía empresarial, en concreto la supervivencia de los negocios en el año de la pandemia. En realidad, las compañías que operan en Galicia son muchas más, cerca de 250.000, pero el resto hasta llegar a esa cifra corresponde a autónomos sin personal asalariado a cargo.

Los datos constatan, por un lado, la asimetría de la crisis, que ha golpeado de manera muy desigual a los diferentes sectores. El más castigado ha sido el de las actividades artísticas, de creación y espectáculos, que ha destruido la mitad de su tejido empresarial (un centenar de bajas) en los primeros nueve meses de pandemia, por las fuertes restricciones aplicadas para contener el virus. Medidas que también provocaron una fuerte caída (del 29 %) en la cifra de empresas empleadoras en el sector del deporte y el entretenimiento.