Las ejecuciones hipotecarias se disparan casi un 50 % en Galicia tras el verano, pero caen los desahucios

Las demandas por okupación de viviendas caen un 35 % en la comunidad


Redacción / La Voz

En los juzgados gallegos entraron el año pasado 772 demandas de ejecución hipotecaria, una cifra apenas un 1,8  % superior a la del 2019, cuando se iniciaron 758 procedimientos de este tipo (la cifra más baja en doce años). Sin embargo, esta aparente estabilidad es solo reflejo de la parálisis de los tribunales durante el confinamiento estricto de la primavera. Una vez se reanudó la actividad y, sobre todo, se notaron los primeros efectos de la crisis económica provocada por la pandemia, los pleitos por impago de la hipoteca se dispararon casi un 50 %. En concreto, en los dos últimos trimestres del año, entre julio y diciembre, se recibieron en los juzgados de la comunidad 483 demandas de ejecución de préstamos sobre vivienda, frente a las 327 de los mismos meses del ejercicio anterior.

Así se desprende del informe sobre los efectos de la crisis económica en los órganos judiciales publicado este jueves por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Estadística que revela que, en el conjunto del Estado, las ejecuciones aumentaron un 17,5 %, tras siete años consecutivos de descenso.

Ese repunte de las demandas por impago de las hipotecas adelantan un crecimiento de los desahucios en los próximos meses, cuando se avance en los procedimientos judiciales. Sin embargo, por ahora los lanzamientos de vivienda siguen a la baja. El año pasado cayeron un 38,4 % en Galicia (siete puntos menos que en el conjunto del Estado), al pasar de 2.271 a 1.398. Hay que tener en cuenta, en todo caso, que la mayoría de estos desalojos se producen en viviendas arrendadas. En concreto, más del 82 % de los lanzamientos (1.150) se practicaron por no atender el pago del alquiler, mientras que otros 206 correspondieron a ejecuciones hipotecarias y los 42 restantes, derivaron de otras causas (como laudos arbitrales o procesos de familia).

Es significativo también que, frente a la creciente preocupación social por el fenómeno de la okupación, los juzgados gallegos registraron el año pasado muchas menos demandas de propietarios que vieron cómo los desposeían de sus viviendas, En concreto, se recibieron 94 casos en los que los propietarios son personas físicas, entidades sin ánimo de lucro o entidades públicas poseedoras de vivienda socia, un  35 % menos que los 145 del ejercicio previo.

El impacto de la crisis en las empresas

En lo que respecta al impacto de la crisis en los juzgados de lo mercantil, el informe del CGPJ constata una reducción de los concursos de acreedores, que caen un 10,7 % en Galicia, al pasar de 319 a 285, gracias en buena medida a la moratoria en la obligación de presentar concurso aprobada por el Gobierno al inicio de la pandemia. Crecen, sin embargo, las suspensiones de pagos de personas físicas no empresarias, un 32 %, hasta 301 casos en la comunidad.

Al igual que los concursos, descienden también las demandas por despido. Se interpusieron 5.461, lo que supone una caída interanual del 3 %, pues en el 2019 se registraron 5.628.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las ejecuciones hipotecarias se disparan casi un 50 % en Galicia tras el verano, pero caen los desahucios