La tercera ola dispara el paro en España a cuatro millones por primera vez desde el 2016

Galicia creó 1.692 empleos y redujo en 756 el número de parados en febrero


MADRID / LA VOZ

«Estamos ante un mal mes para el empleo. Son malos datos, sin paliativos ni paños calientes». Ese fue el resumen que los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social, Joaquín Pérez Rey e Ismael Arroyo, hicieron este martes durante la presentación de las cifras del mercado laboral en febrero. Los números son elocuentes. El impacto de la tercera ola en las restricciones de la actividad económica disparó por encima de los cuatro millones la cifra de trabajadores desempleados, algo que no ocurría desde abril del 2016.

Las 44.436 personas que engrosaron las listas del paro el mes pasado respecto al anterior (un 1,1 % más y el quinto aumento consecutivo) suponen el mayor incremento de desempleados en febrero desde el 2013, cuando el repunte frisó los 60.000. La comparativa interanual muestra el golpe de la crisis sanitaria con toda su crudeza: casi 763.000 parados más, un aumento del 23,50 %.

El comportamiento de las afiliaciones a la Seguridad Social, sin embargo, fue mejor, ya que sumó 20.632 nuevos cotizantes en el mes. Pese a ello, fue el peor dato registrado desde el 2013 y sitúa en 18.850.112 el número de afiliados medios de febrero, lejos del máximo de 19,5 millones registrado en el verano del 2019.

Cabe recordar que aún faltan por recuperar cuatro de cada diez empleos destruidos por la pandemia. Además, en las cifras oficiales de parados no se contabilizan como desempleados los trabajadores que están acogidos a cualquiera de las modalidades de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) -continúan dados de alta en la Seguridad Social-, que también han escalado con fuerza el mes pasado por el recrudecimiento de la crisis sanitaria, hasta superar las 900.000 personas.

Galicia mantiene su resistencia

Poniendo el foco en Galicia, el mercado laboral en la comunidad continúa mostrando una resistencia mayor que la del conjunto del país. De hecho, fue uno de los tres únicos territorios -junto con el País Vasco y Extremadura- en los que cayó el paro. Así, comparado con el mes anterior, el número de trabajadores sin empleo retrocedió en 756 personas (-0,41 %), con lo que la cifra de parados cerró en 185.228 personas. Para encontrar un volumen mayor, sin embargo, es preciso retroceder hasta febrero del 2018.

En relación con el mismo mes del año pasado, justo antes de que estallara la pandemia, el número de desempleados en Galicia subió en 19.000 personas, un 11,43 % que, sin embargo, es menos de la mitad del 23,50 % que rebotó en el conjunto de España.

Igualmente, las afiliaciones en la comunidad también se mantuvieron en positivo, al sumar 1.692 cotizantes en febrero respecto a enero (0,18 %), lo que la convierte en la cuarta autonomía con mejor comportamiento. No ocurrió lo mismo en términos interanuales, en los que el efecto del covid fulminó 18.324 afiliados (-1,81 %).

En cualquier caso, desde la Xunta, la directora xeral de Formación e Colocación, Zeltia Lado, subrayó que «pese á subida interanual, a comunidade segue a rexistrar menos persoas sen emprego que no inicio da pandemia».

La hostelería concentró el golpe

El sector servicios explica los malos datos de empleo de febrero. En concreto, fue la hostelería -y también el comercio- quien concentró el golpe del paro, debido a las restricciones de actividad y cierres impuestos. De hecho, el 83 % de la subida del desempleo del mes pasado se produjo en el sector servicios, mientras que el comercio y la hostelería suponen el mismo porcentaje de nuevos ERTE.

«Hemos sufrido un impacto fuerte pero muy localizado», reconoció el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey. Admitió que los datos prueban que los mecanismos desplegados por el Gobierno para hacer frente a esta crisis «nos son suficientes» y «hay que ir más allá». Defendió «poner en marcha de forma inmediata medidas que permitan a las empresas aguantar», en un mensaje a la nueva remesa de ayudas de 11.000 millones que anunció Pedro Sánchez pero de las que el Ministerio de Economía aún no ha desvelado detalles.

Los ERTE repuntan en 160.000 personas y rebasan las 900.000, más de 47.000 en Galicia

La virulencia de la tercera ola sobre el mercado laboral también se refleja en la evolución de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que en febrero se incrementaron nada menos que en 160.000 personas. Así, la cifra media total se disparó por encima de los 900.000, en concreto hasta los 909.661 trabajadores, si bien desde la Seguridad Social matizaron que a final de mes el número se moderó (a 27 de febrero) en 899.383.

Señalaron también que, una vez corregidos los datos de ERTE de enero, incorporando a todos los afectados, el dato de febrero reflejaría un leve descenso de 29.000 trabajadores. La corrección de los números se debe a que las fechas de solicitud y efectos del ERTE pueden ser distintas, lo que obliga a revisar las series cada mes.

De todos los afectados por ajustes de empleo, conllevan la exoneración de las cotizaciones sociales por parte de las empresas dos terceras partes (652.010). Otro dato a tener en cuenta es que casi uno de cada cuatro trabajadores afectados por un ERTE (218.047 al cierre de febrero) lo están solo a tiempo parcial, porcentaje similar al de los meses previos.

Galicia, registró una media de 47.207 trabajadores en ERTE correspondientes a 14.338 centros de trabajo. La cifra retrocedió al cierre del mes hasta los 14.250 centros y los 46.665 empleados afectados. A los ERTE se suman también los casi 26.000 autónomos gallegos que solicitaron la prestación extraordinaria (21.611 concedidas a final de mes), y que para el conjunto del país se eleva a 442.315 (casi 362.000 resueltas favorablemente).

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La tercera ola dispara el paro en España a cuatro millones por primera vez desde el 2016