El Santander reconoce el esfuerzo de las pymes, «un bien social en sí mismo»

S. C.

ECONOMÍA

J.J. Guillén | Efe

La entidad, que ha celebrado este viernes la entrega del Premio Pyme 2020, pide apoyar la solvencia de las pequeñas y medianas empresas y se ofrece a anticipar las ayudas europeas a las compañías

04 may 2021 . Actualizado a las 17:42 h.

No ha sido un año fácil. Mucho menos para el tejido empresarial español. Por ello, instituciones como el Santander han querido reconocer el esfuerzo emprendido por las compañías patrias en el aciago 2020, especialmente el que han tenido que llevar a cabo las más pequeñas. Con este objetivo, la entidad presidida por Ana Patricia Botín hizo entrega este viernes del Premio Nacional Pyme del Año 2020, un galardón que organizan el Banco Santander y la Cámara de Comercio de España.

Así, el presidente de Santander España, Luis Isasi, ha querido reconocer el papel de la empresa en la sociedad en un momento tan adverso como el actual: «Ustedes los empresarios han demostrado estos 12 meses una grandeza, un compromiso, un esfuerzo y un sacrificio ejemplares», señaló para acto seguido añadir: «Las pymes son un bien social en sí mismo, porque generan riqueza, empleo y contribuyen a la estabilidad del país». Por ello, Isasi aprovechó la ocasión para pedir a las instituciones que mantengan el apoyo al tejido empresarial español, cuyo principal riesgo es precisamente la falta de liquidez. Porque tal y como advirtió, esto puede acabar convirtiéndose en un problema de solvencia para muchas firmas. En este sentido, Isasi también reiteró el ofrecimiento del Santander para colaborar en la gestión de los fondos comunitarios, anticipando a las empresas el dinero necesario para reducir así los tiempos de espera entre la aprobación de los proyectos y la recepción del dinero. «En el Banco Santander tenemos muy claro que no hay mejor vacuna para la economía que apoyar a la empresa: sin confianza no hay iniciativa privada, sin iniciativa privada no habrá pymes, sin pymes no habrá empleo y sin empleo no tendremos crecimiento», resumió.

En la misma línea se movieron las palabras de José Luis Bonet. El presidente de la Cámara de Comercio de España aseguró que en este último año el tejido empresarial español ha demostrado su resiliencia, haciendo frente a la mayor crisis económica y social vivida en España en tiempos de paz: «La pandemia ha enfrentado a las empresas a un shock sin precedentes y las estamos viendo luchar con todos los medios a su alcance para poder sobrevivir y seguir sirviendo a la sociedad», resumió. También quiso hacer un llamamiento para aunar esfuerzos con el fin de sacar adelante al tejido productivo del país: «Las empresas españolas están seriamente afectadas por esta crisis y es tarea de todos ayudarlas. Porque nos jugamos mucho».

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió la necesidad de que las instituciones públicas que atienden al interés general desarrollen su actividad con «ejemplaridad», al igual que lo hacen las empresas y sus empleados: «Es importante resaltarlo, porque es motivo de inspiración para el conjunto de la sociedad. Desde luego, para todas las instituciones públicas. Una ejemplaridad a la que todos aspiramos y, muy especialmente, quienes desarrollamos nuestra actividad al servicio del interés general», sentenció.

 La ministra también lanzó un mensaje de ánimo a las empresas, a las que pidió que no pierdan nunca «el espíritu de superación, las ganas de emprender y el afán por innovar». Montero se mostró convencida de que el 2021 va a ser el año de la recuperación. Eso sí, reconociendo que todavía «quedan meses complicados». Y por ello aseguró que es obligación de las instituciones ayudar a sectores como el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio, «los más castigados por la pandemia».

El rey Felipe VI quiso reconocer el «extraordinario trabajo» que realizan las pymes: «La gran red y el termómetro de nuestra economía que conformáis las pymes es una fuerza vertebradora de nuestra sociedad. Por ello es necesario garantizar que vuestra actividad se puede realizar en las mejores condiciones posibles, sobre todo cuando tenemos que superar la grave crisis que nos ha generado el coronavirus».

El rey también quiso resaltar la «oportunidad histórica» en la que se encuentra España: «Una oportunidad para transformar nuestra economía a través de tres palancas de cambio: la digitalización, la transición ecológica y la formación. Tres ámbitos en los que las pymes necesitan un gran impulso y todo el apoyo institucional posible para abordar todos los retos que esta crisis está planteando».

Los premiados

Los galardones del Santander han reconocido los esfuerzos emprendidos por los más pequeños del tejido productivo en un año realmente complicado para todos ellos.La ganadora del premio Pyme del año 2020 fue la alicantina Facephi Biometría, una empresa dedicada al desarrollo de sistemas de reconocimiento facial y verificación de identidad. Su consejero delegado, Javier Mira, agradeció el galardón y señaló que este premio es un reconocimiento «a la toma de decisiones valientes, a la perseverancia, al liderazgo y a la ambición». FacePhi se erigió como ganadora entre cinco finalistas: Vive Biotech, Emilio Moro, Onyx y Homería.