La Justicia europea dicta que el permiso parental no se supedita a tener trabajo cuando nace el bebé

Denegarlo equivaldría a limitar el derecho en el futuro, cuando los progenitores necesiten conciliar vida laboral y personal


madrid / la voz

El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sentenció este jueves que los Estados no pueden supeditar el derecho de los progenitores a disfrutar de un permiso parental a que estos tuviesen trabajo el día del nacimiento o adopción de sus hijos. Sin embargo, sí pueden exigirles que hayan tenido empleo doce meses ininterrumpidos inmediatamente antes a que el citado permiso parental comience.

La Justicia europea responde así al caso de un luxemburgués al que se le denegó el derecho al permiso para ocuparse de sus gemelos porque no estaba trabajando el día que nacieron. El fallo subraya la «especial importancia» del derecho al permiso que tienen padres y madres para cuidar de sus hijos biológicos o adoptados hasta una edad determinada, y recuerda que el objetivo de la directiva que lo salvaguarda es promover la igualdad en el merado laboral y mejorar la conciliación.

Por ello, el TJUE sostiene que excluir a un padre de dicho derecho porque no trabajaba cuando nacieron sus criaturas «equivaldría a limitar el derecho de estos progenitores a disfrutar de un permiso parental en un momento posterior de su vida en el que ejerzan de nuevo un empleo y en el que lo necesitarían para conciliar sus responsabilidades familiares y profesionales».

Sí considera conforme a derecho la exigencia de Luxemburgo de haber trabajado durante un año justo antes del permiso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Justicia europea dicta que el permiso parental no se supedita a tener trabajo cuando nace el bebé