Endesa gana 1.394 millones en el año de la pandemia, ocho veces más que en el 2019

La empresa reservó 759 millones para ajustes de plantilla

Endesa posee en As Pontes una central de ciclo combinado y otra de carbón, que prevé cerrar este verano
Endesa posee en As Pontes una central de ciclo combinado y otra de carbón, que prevé cerrar este verano

La Voz

Endesa obtuvo el pasado año un beneficio neto de 1.394 millones, ocho veces más que en el 2019 (171 millones), cuando el resultado se vio impactado por el adelanto del cierre de las centrales de carbón. Sin ese impacto, ganó 2.132 millones, un 36 % más, según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía asumió un impacto por la pandemia de 120 millones en su ebitda o beneficio bruto de explotación.

La empresa repartirá la totalidad de su beneficio ordinario neto entre sus accionistas, el principal, la eléctrica italiana Enel, con el 70 %.

Endesa prosiguió en el 2020 con su política de descarbonización, con los cierres de las plantas de Compostilla (León) y Andorra (Teruel), que supusieron la reducción de un 43 % de la potencia instalada (2.100 megavatios). La compañía prevé mantener esta tendencia a lo largo de este 2021 con la baja de otros 2.500 megavatios distribuidos entre As Pontes y Carboneras (Almería), lo que dejará operativos solo 200 en Baleares.

Para afrontar esos cierres, el grupo provisionó 213 millones para reestructurar la plantilla asociada al negocio de la generación con carbón, más otros 387 millones para cubrir el coste de la generación de eficiencias ligadas a la digitalización del negocio de distribución fundamentalmente; y 159 millones más para reestructurar plantilla en general. En total, 759 millones. 

El carbón pierde todo el peso

Solamente el 1 % de los ingresos de Endesa vinieron de su negocio de generación de carbón, y la proporción de electricidad procedente de este combustible fósil fue del 2,5 %. Por su parte, el volumen de potencia instalada en fuentes renovables (hidráulica, solar y eólica) creció en 400 megavatios, hasta cerrar el año en 7.800.

La inversión bruta ejecutada por la compañía se redujo un 19 %, hasta los 1.600 millones, en parte por la ralentización que sufrieron algunos proyectos de plantas renovables durante el confinamiento derivado del covid.

El consejero delegado, José Bogas, destacó en el comunicado que la empresa ha superado el impacto del covid-19 y ha asumido el proceso de transición energética que «debe ser justa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Endesa gana 1.394 millones en el año de la pandemia, ocho veces más que en el 2019