Reganosa operará la primera terminal de GNL de Cerdeña

La compañía es la primera a nivel internacional en gestionar tres regasificadoras de terceros


Ferrol

Reganosa avanza imparable en el mercado internacional. Un mes después de que diese a conocer un contrato para operar una terminal de gas natural licuado en el puerto de Tema, en Ghana, ha sellado otro encargo que lo lleva a ostentar el liderazgo internacional en la gestión de infraestructuras de este tipo para terceros. Así, la compañía energética ha firmado un acuerdo para operar y mantener la primera terminal de GNL de Cerdeña (Italia).

Las instalaciones, que se encuentran en su fase final de construcción, y se prevé que entren en funcionamiento en el primer semestre de este año, son propiedad de Higas S.r.l. Según detalla Reganosa, cuentan «con un muelle capaz de recibir barcos de hasta 20.000 metros cúbicos, un brazo de descarga, seis tanques criogénicos horizontales de almacenamiento (de 1.500 metros cúbicos cada uno), dos bahías de carga de cisternas y un sistema integrado de generación eléctrica con gas natural». Además, tiene capacidad para abastecer hasta 8.000 camiones de GNL cada año (unas 180.000 toneladas), para su posterior distribución a estaciones satélite más pequeñas en toda la isla.

Esta infraestructura, situada en el puerto de Oristano, permitirá a los habitantes de la isla acceder al gas natural, con el que solo cuentan un reducido número de clientes, que se abastecen de camiones cisterna que llegan en ferris.

La empresa que dirige Emilio Bruquetas subraya que este nuevo contrato refuerza su expansión internacional, iniciada en el 2015 «con la constitución de Reganosa Servicios para aportar el conocimiento y experiencia del grupo en estudios, diseños de proyectos, consultoría, ingeniería y gestión de activos».

Fruto de ese trabajo, ha logrado el liderazgo mundial en la gestión de infraestructuras para terceros, que ya opera o lo hará de forma inminente. Son las de Tema (Ghana), que es totalmente a flote; en tierra las de Mugardos y Oristano; y mixta, la de Delimara (Malta). Son instalaciones, además, con un amplio rango de almacenamiento: desde los 9.000 hasta los 300.000 metros cúbicos.

El primer contrato de este tipo que le llegó desde el mercado exterior fue para la gestión de la planta de Delimara, que opera desde el 2017. Se trata de un complejo integrado por una unidad de almacenamiento a flote —un buque de 125.000 metros cúbicos de capacidad—, mientras que la de regasificación está en tierra. Con el arranque de este 2021 llegó el segundo acuerdo de este tipo en el extranjero, al adjudicarle la compañía Tema LNG Terminal Company (TLTC) el mantenimiento y la operación de una planta en el puerto de Tema, en Ghana, integrada por una unidad de almacenamiento —del tipo FSU— y otra de regasificación (FRU), ambas a flote. Adicionalmente, la empresa con sede en Mugardos también se encargará de gestionar el gasoducto asociado, que se extiende a lo largo de seis kilómetros.

Está previsto que este complejo entre en funcionamiento en el primer trimestre de este año.

Presencia en 15 países

La expansión de la empresa de la ría de Ferrol ha ido pareja al desarrollo en los mercados exteriores. En los últimos cuatro años, ha prestado servicios de diverso tipo en 15 países de cuatro continentes. En concreto, en Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Alemania, España, Francia, Malta, Ghana, Mozambique, la India, Japón, Kuwait, Pakistán e Italia. En los distintos servicios requeridos, la compañía sostiene que ha cubierto todas las fases de desarrollo de un proyecto, desde el estudio de viabilidad hasta la operación comercial de infraestructuras energéticas.

El triple de plantilla que hace un lustro

Su crecimiento en el sector ha ido parejo al incremento de la plantilla, que se ha triplicado en el último lustro. En estos momentos, la empresa, participada mayoritariamente por el Grupo Tojeiro, genera empleo para 160 trabajadores, situándose ya como una de las compañías con un censo destacado en la comarca ferrolana.

El conglomerado empresarial que dirige Emilio Bruquetas ha cosechado éxitos en el mercado internacional sin desatender su actividad en el panorama nacional, en donde además de gestionar la planta de gas de Mugardos y la red de gasoductos asociados es gestor cualificado de la red de transporte.

En un contexto de descarbonización energética, Reganosa persigue el objetivo de incrementar la diversificación de su negocio, con una apuesta por una economía verde y digital. En este marco, participa en varios proyectos de impulso al uso del hidrógeno verde como fuente de energía, una tecnología que cuenta con grandes perspectivas de crecimiento a medio y largo plazo. En los últimos ejercicios, el grado de utilización de la planta mugardesa, que entró en operación en el año 2007, ha ido subiendo escalones, hasta situarse el pasado ejercicio como la segunda en este parámetro en el país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Reganosa operará la primera terminal de GNL de Cerdeña