Una sentencia pionera obliga al seguro a pagar 6.000 euros a un restaurante cerrado por el covid

Ana Balseiro
A. BALSEIRO MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

La hostelería ha sido uno de los sectores más golpeados por los cierres
La hostelería ha sido uno de los sectores más golpeados por los cierres XOAN A. SOLER

La Audiencia de Gerona entiende que la póliza cubría la pérdida de ingresos

10 feb 2021 . Actualizado a las 20:45 h.

La Audiencia Provincial de Girona ha condenado a la aseguradora SegurCaixa Adeslas (controlada por Mutua Madrileña y participada por CaixaBank) a indemnizar con 6.000 euros a una pizzería que se vio obligada «a la paralización de la actividad» debido al confinamiento decretado por el Ejecutivo la pasada primavera, tras el estallido de la crisis sanitaria por el covid.

La sentencia, que es firme, es pionera en su ámbito, ya que abre la puerta a que otros establecimientos que tuvieron que cerrar o que aún permanecen cerrados, con las pérdidas económicas que ello conlleva, acaben reclamando también compensaciones a sus compañías aseguradoras, en virtud de las pólizas de cobertura que tengan contratadas sobre el negocio.

200 euros al día, según la póliza

En el caso de la pizzería gerundense Bella Napoli, el propietario había firmado apenas un mes antes del confinamiento —el 13 de febrero del 2020— una póliza en la que, entre las diversas contingencias por las que la aseguradora asumirían compensaciones, se incluía la «pérdida de beneficios» y «la paralización» de la actividad. En este epígrafe, la cobertura asegurada ascendía al pago de 200 euros al día durante un período máximo de 30 días.

Por ello, el tribunal fija en el fallo el abono de 6.000 euros de indemnización, al entender que la situación provocada por el covid es «novedosa», ya que alteró «las coordenadas dentro de las que se pactaron en su momento las diferentes coberturas de riesgos a analizar».

Según el diario catalán El Punt Avui, pese a las contingencias por las que la póliza de SegurCaixa Negocio contemplaba compensaciones para el asegurado, la compañía argumentó en los tribunales que entre ellas no se encontraba la de «los gastos de paralización derivados de una resolución gubernamental ante una pandemia». Subrayaba, además, que en las condiciones generales del contrato figuraban una serie de exclusiones de la cobertura, entre las que estaban «las pérdidas producidas, derivadas o resultantes de limitaciones o restricciones impuestas por cualquier organismo o autoridad pública».

La aseguradora encontró respaldo a su interpretación en primera instancia, ya que el Juzgado número 2 de Girona le dio la razón, al entender que los propietarios del establecimiento conocían que la póliza incluía excepciones a la cobertura, en el sentido expuesto por la compañía.

Cláusula limitativa

Sin embargo, la Audiencia Provincial, ante la que se recurrió el fallo, argumentó que la de exclusión es una cláusula «limitativa» y que, según establece la ley, debería estar destacada en negrita y, además, haber sido expresamente aceptada por el tomador del seguro, algo que no ocurrió en el caso de la pizzería Bella Napoli.

Así, ante la no exclusión de la crisis sanitaria, el tribunal entiende que el contrato genera un expectativa en el asegurado y que, de no cubrírsele, se estaría vaciando de contenido un seguro formalizado para protegerse precisamente de la pérdida de beneficios provocada por la interrupción de la actividad.