La pandemia se ha llevado por delante más de 2.200 negocios de autónomos en Galicia

Manoli Sío Dopeso
m. sío Dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

liquidación negocios
liquidación negocios Oscar Vázquez

Cerraron casi tantos comercios como restaurantes y bares, mientras que inmobiliarias y reparto concentran las altas

05 feb 2021 . Actualizado a las 16:31 h.

¿Es trabajador autónomo del comercio o la hostelería y sigue en activo después de casi un año de pandemia? Considérese afortunado, porque si el 2020 se llevó por delante a 1.384 negocios emprendidos por trabajadores por cuenta propia en Galicia, el 2021 empeora todos los marcadores registrados hasta la fecha en un arranque de ejercicio. Si en circunstancias normales trabajar por cuenta propia es una carrera de obstáculos, el azote del covid, en especial en esta inesperada dureza de la tercera ola, y el desgaste acumulado de meses atrás acabaron con 836 negocios de autónomos gallegos durante el mes de enero. Una media de 25 cierres al día, según el balance por comunidades de la Seguridad Social.

Enero suele ser un mal mes en los registros de altas y bajas de autoempleo, pero el impacto de la pandemia en el régimen especial de trabajadores autónomos se mide fácilmente en cifras, ya que la mayor parte de las actividades que han tenido que echar el cierre se concentran en dos áreas de actividad, la hostelería y el comercio, que son los negocios más afectados por las restricciones impuestas por decreto para tratar de contener la expansión de los contagios.

Ayudas directas

El sector de la restauración está sufriendo, primero por la reducción de horarios y aforos, y en estos momentos por el cese obligado de la actividad, pero según el balance a diciembre del 2020, en Galicia se cerraron casi tantos bares y restaurantes (370 negocios) como comercios al por menor (309 cierres). Y llama la atención que la actividad más castigada en Galicia no fue ninguna de estas dos, sino el sector primario, con la pérdida de 388 negocios agrícolas, un descenso que las organizaciones de autónomos consultados atribuyen directamente a la bajada del consumo y la falta de liquidez de las explotaciones directamente impactadas por la crisis económica. «Enero muestra la realidad de un tejido empresarial agotado económicamente, psicológicamente y financieramente», explican desde ATA, una de las principales organizaciones de autónomos, que más allá de las ayudas por cese de actividad, demanda incentivos directos como los aprobados en otros países. «Estamos a tiempo», añaden. UPTA, otra de las agrupaciones más representativas, considera insuficientes las ayudas recientemente prorrogadas. «No han sido suficientes durante el mes de enero para contener el desplome que ha sufrido la afiliación», afirman. Desde esta organización insisten en la «necesidad urgente de añadir nuevos planes de rescate a los sectores más castigados por esta crisis económica». En medio de toda la maraña de datos negativos, en las estadísticas de la Seguridad Social en lo tocante al régimen de autónomos también pueden encontrarse datos para la esperanza en el repunte de este colectivo, que cuenta en Galicia con cerca de 208.000 afiliados (3,2 millones en el conjunto de España).