Las auxiliares acreedoras de Barreras piden ayuda financiera para el astillero

Consideran que terminar el barco es la única forma de poder cobrar sus deudas

Crucero Barreras Ritz Carlton
Crucero Barreras Ritz Carlton

vigo / la voz

Llevan meses amenazando con una demanda colectiva contra Barreras por impago, pero ante las dificultades de financiación que atraviesa el astillero, las auxiliares acreedoras han optado por ponerse de su lado. Esa es al menos la versión oficial del resultado de las reuniones mantenidas entre la dirección de Barreras y las empresas navales afectadas por las deudas, la última este pasado sábado, en las que ambas partes habrían llegado a la conclusión consensuada (al menos por parte de una mayoría) de que, sin las ayudas solicitadas a la Xunta y a la Administración central a través de la SEPI, corre peligro la conclusión de la obra en curso, el crucero para The Ritz Carlton Yacht Collection y, consecuentemente el cobro por parte de las auxiliares. «Defendemos el apoyo financiero a la solicitud de ayudas presentada por Barreras porque es necesaria para terminar el barco», manifestó ayer Enrrique Mallón, secretario general de la patronal gallega del metal (Asime) y presidente de Uninaval, la agrupación de una treintena de empresas auxiliares acreedoras del astillero. «Creemos que es legítimo que Barreras plantee la necesidad de apoyos públicos en este momento, apoyamos que se les financie porque consideramos que este apoyo redundará en la continuidad del astillero y de la industria auxiliar en donde hay empresas en situación crítica», aseguró Mallón. El astillero está en negociaciones con SEPI y la Xunta para la obtención de financiación por una suma de entre 18 y 35 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las auxiliares acreedoras de Barreras piden ayuda financiera para el astillero