La suerte de tener al mando un patrón de los que nunca abandonan el barco

Abanca ha ido ganando posiciones en Nueva Pescanova desde el 5,4 % al actual 88,4 %


Vigo / la voz

Rodolfo puede estar tranquilo, las redes de Nueva Pescanova van a seguir llevando langostinos (producto estrella de Nueva Pescanova) a millones de hogares de medio mundo, porque el patrón y primer accionista de la compañía no abandonará el barco. No lo hizo ni en los momentos más críticos, cuando el grupo cayó en un pozo sin fondo de deudas (más de 3.600 millones), arrastrada por la gestión, ya condenada en los tribunales, del equipo que hasta el 2013 capitaneó Manuel Fernández de Sousa. Del concurso de acreedores salió refundada Nueva Pescanova, gracias a la decisión de siete bancos de capitalizar deudas por acciones. Abanca tomó entonces un 5,465 % de la pesquera y desde entonces su compromiso no ha dejado de crecer hasta controlar ya el 88,4 %. No es altruismo. Nueva Pescanova es uno de los líderes mundiales en pesca, acuicultura, elaboración y comercialización de productos del mar. Emplea a más de 10.000 personas en Europa, África, Asia y América y vende sus productos en más de 80 países de los cinco continentes. Querer llevar el grupo a la liquidación, como pretendieron algunos socios de escasa participación accionarial solo se justifica desde la más pura especulación. Extrañamente la Justicia falló a favor de los especuladores. La sentencia desfavorable ha llevado a Abanca a dar un paso adelante y hacer el mayor esfuerzo: capitalizar sus 540 millones de deuda, el colchón que necesita el grupo para afianzarse y seguir invirtiendo y creciendo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La suerte de tener al mando un patrón de los que nunca abandonan el barco