Abanca saca a flote Nueva Pescanova capitalizando 540 millones de deuda

Eleva al 88,4 % su participación tras comprar las acciones de Merrill Lynch

Nueva Pescanova

vigo / la voz

Nueva Pescanova está en buenas manos. Abanca, su accionista mayoritario, se ha vuelto a poner de colchón para evitar una caída de consecuencias impredecibles para la compañía. El banco que preside Juan Carlos Escotet comunicó ayer su decisión de acudir a la ampliación de capital abierta exclusivamente a los acreedores del grupo pesquero para capitalizar deuda por acciones.El anuncio de Abanca es reconfortante y tranquilizador, por ser el mayor acreedor de Nueva Pescanova. La entidad tiene el 80 % de una deuda concursal, arrastrada desde el 2014, que se eleva a 643 millones de euros. Esa es la cantidad que la pesquera trató de refinanciar en un plan que, tras ser impugnado por socios como el fondo americano Broadbill o Pescanova S.A. (la vieja matriz), acabó siendo tumbado por el Juzgado Mercantil 1 de Pontevedra, dejando al grupo en un difícil situación financiera, que ponía en peligro su propia integridad, según alegó la pesquera ante el juez. Tras este revés inesperado, Abanca da un paso adelante anunciando a los socios su decisión de capitalizar sus 540 millones de euros de deuda en Nueva Pescanova. Falta por saber qué harán en la próxima junta general (aún sin fecha de convocatoria) el resto de los acreedores, un total de 70 (la mayoría, fondos de inversión), todos ellos con porcentajes de deuda muy bajos, que completan el 20 % de los créditos a canjear por acciones de Nueva Pescanova. Fuentes cercanas a la operación explican que lo previsible es que los socios que impugnaron el plan de refinanciación no acudan ahora a la ampliación de capital, que es voluntaria. Abanca intenta así «asegurar la viabilidad de la pesquera a largo plazo», un objetivo «para el que no ha contado en ningún momento con el apoyo de un grupo de accionistas y acreedores de perfil especulativo», aclaró ayer el banco, en clara alusión en Broadbill y otros acreedores que en sus respectivas demandas llegaron a pedir al juez la liquidación del grupo pesquero. 

Esfuerzo necesario

La entidad gallega se considera en el deber de «seguir liderando esta nueva etapa y asumir el esfuerzo financiero necesario para la sostenibilidad de Nueva Pescanova, a diferencia de los planes de los inversores y acreedores que han abogado por trocear la compañía y liquidarla por partes», explicó a través de un comunicado. Con la capitalización de deuda concursal, «la compañía estará saneada, con unos fondos propios robustos y la capacidad de desarrollar su negocio sin el lastre que supone la deuda actual», añadió. Al mismo tiempo que anunció la capitalización de los 540 millones de euros, el banco confirmó la adquisición del 7,94 % de las acciones de la pesquera que eran propiedad de Merrill Lynch-Bank of America, con lo que Abanca eleva su participación en Nueva Pescanova al 88,4 %. Esto ocurre después de que el banco inversor americano retirara su demanda contra el plan de refinanciación de Nueva Pescanova, que había impugnado en un primer momento. A falta de la aprobación de las cuentas, el ejercicio 2020 habría arrojado unas pérdidas de 21 millones (49 millones en el consolidado) en el grupo Nueva Pescanova. Esa es la cifra que aparece recogida como previsible en el plan de viabilidad que la compañía adjuntó al plan de refinanciación que acabó tumbado en los tribunales. El citado documento contempla una ampliación de capital de 500 millones, más la obtención de un crédito de dinero nuevo por valor de 100 millones para afrontar con liquidez y solvencia el período 2020-2024. El plan muestra que la capitalización de deuda permitiría obtener un resultado neto positivo en el 2022, ya que en el 2019 el grupo ya registró un resultado negativo de 41 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Abanca saca a flote Nueva Pescanova capitalizando 540 millones de deuda