Amazon trasladará el coste de la tasa Google a las empresas que venden en su plataforma

La compañía subirá a partir del 1 de abril un 3 % la comisión que cobra a los vendedores


redacción / Agencias

Ni reglas de juego iguales para todos ni justicia social. Las normas no están hechas para las gigantes tecnológicas. No solo desafían la soberanía de los Estados, también se niegan a acatar sus leyes. O al menos las rodean, como ha anunciado Amazon que hará tras las entrada en vigor de la tasa Google en España.

A pesar de que el peso impositivo es menos de la mitad del que soportan las empresas tradicionales, la multinacional estadounidense ha anunciado que trasladará el coste de este nuevo impuesto a los negocios y vendedores que utilizan su plataforma (marketplace) para anunciar sus productos. Y lo hará a partir del próximo 1 de abril, según han confirmado fuentes cercanas a la compañía a Europa Press. 

El conglomerado de Jeff Bezos comunicó a las firmas que subirá las comisiones un 3 % para anular el efecto del impuesto que entró en vigor el pasado 16 de enero y con con el que el Gobierno español espera recaudar en el 2020 hasta 958 millones de euros. La medida también se aplicará en Francia e Italia, donde este gravamen también está activo. 

Lejos de recular y admitir que la compañía no contribuye todo lo que debería a las Haciendas nacionales gracias a sus complejas maniobras de ingeniería fiscal, la plataforma ha culpado al Gobierno del sobrecoste con el que castigará a quienes se publicitan en su mercado virtual: «Como muchos otros, hemos instado al Gobierno a buscar una solución global sobre la tributación de la economía digital al nivel de la OCDE en lugar de imponer impuestos unilaterales, para que las reglas sean consistentes en todos los países y más claras y justas para las empresas. La forma con la que ha diseñado el impuesto afectará directamente a las empresas que utilizan nuestros servicios», señalaron fuentes de Amazon a Europa Press. 

Las consecuencias todavía no se pueden medir, aunque los vendedores se enfrentan a una disyuntiva: o suben el precio del producto a los clientes o lo absorben en sus cuentas de resultados. La estrategia de repercutir el impacto en terceros para obligar a los gobiernos europeos a dar marcha atrás se ha desplegado meses después de salir a la luz que la compañía fue de las más beneficiadas por la pandemia. Al cierre del tercer trimestre del 2020, sus ganancias aumentaron un 69 % con respecto al mismo período del 2019. Su propietario es la segunda mayor fortuna del mundo. Sus 152.127 millones de euros son más de lo que recibirá España en ayudas europeas en los próximos seis años para transformar su economía (140.000 millones). 

Gravamen temporal

¿Qué es exactamente la tasa Google? Se trata de un impuesto que deben pagar las empresas que ingresan al año más de 750 millones de euros a nivel global o que superan el umbral de 3 millones de euros en España. Se aplica sobre los servicios de publicidad en línea, los de intermediación y la venta de datos generados a partir de la información que generan los usuarios.

El gravamen es de «carácter transitorio», según el Gobierno, que sigue a la espera de un acuerdo internacional que no llega por las reservas de Estados Unidos y algunos países europeos donde estos colosos de Internet «pagan» impuestos. El matiz es importante porque sus facturas fiscales son irrisorias si se comparan con el volumen de beneficios globales que declaran tener. 

EE. UU. tacha la tasa Google de discriminatoria y anuncia que estudia represalias

C. V.
R.Rubio

Este impuesto y la tasa Tobin entran en vigor este sábado

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos ha concluido que los impuestos digitales que han establecido España, Austria y el Reino Unido son discriminatorios con las empresas estadounidenses y que son «incompatibles con los principios vigentes de tributación internacional» porque cargan o restringen el comercio estadounidense. «La tributación de las empresas que se dedican al comercio internacional de bienes y servicios es un tema importante», afirmó el representante comercial de EE. UU., Robert E. Lighthizer. «El mejor resultado sería que los países se unieran para encontrar una solución», añadió.

Si bien de momento el Gobierno de Estados Unidos no está tomando ninguna acción específica, afirma que «continuará evaluando todas las opciones disponibles».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Amazon trasladará el coste de la tasa Google a las empresas que venden en su plataforma