La CEG fía a Juan Manuel Vieites el reto de soldar la fractura y abrir otra etapa

El nuevo presidente de la patronal, elegido con casi un 80 % de apoyos


Santiago / La Voz

La patronal gallega empieza por fin una nueva etapa después de un largo y rocambolesco período de desencuentros. Juan Manuel Vieites Baptista de Sousa, secretario general de la asociación conservera Anfaco, será el nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) después de haber concurrido en solitario a las elecciones. Solo tenía que lograr más síes que noes, y salvó el trámite con holgura: 144 votos favorables frente a solo seis en contra y doce papeletas en blanco. Veinte miembros de la asamblea electoral no ejercieron su derecho al voto. El escrutinio pone de relieve un amplio respaldo, que roza el 80 %, lo que le otorga una gran legitimidad para afrontar los retos que tiene ante sí la patronal tanto a nivel interno como externo.

Recién proclamado por la asamblea, Juan Manuel Vieites avanzó algunos cambios de relieve, que afectan a la gobernanza interna, como es el caso de nombrar un secretario general externo, aplicar una estrategia encaminada a reforzar el control de la patronal puertas adentro y, sobre todo, avanzar en la eficiencia en los servicios que se prestan a las empresas. «Todo esto es algo que tenemos que cambiar», dijo una vez elegido.

En relación a la estrategia hasta el 2024, el nuevo presidente consideró prioritario recuperar la imagen del empresariado, sobre todo ahora, porque es un colectivo esencial en tiempos de pandemia. «Hay muchas ramas de actividad que están sufriendo, como el comercio o el textil, entre otros, y tenemos que ser capaces de canalizar todas esas problemáticas sectoriales desde la CEG», explicó el nuevo líder de la patronal gallega.

Vieites citó, además, otros desafíos inmediatos que, a su entender, son de extraordinaria importancia: buscar la valoración del empresario por parte de la sociedad; eliminar burocracias superfluas; facilitar la agilidad administrativa y beneficiar la inversión empresarial; y, por último, garantizar que los costes laborales permitan la creación de empleo. En su intervención tras ser proclamado, el nuevo presidente hizo también referencia a los objetivos inmediatos que están en boca de todos para reorientar la estructura productiva en la era poscovid, como impulsar la digitalización y las energías renovables, la internacionalización y reforzar los proyectos Galicia-Norte de Portugal.

Juan Vieites aseguró ser consciente del complicado reto que le espera, pero advirtió que con el apoyo de todos, a través de la unidad empresarial, serán capaces de defender los intereses generales del empresariado gallego. «Porque ante las amenazas e incertidumbres actuales de posible desaceleración económica y social, sumada a la sanitaria derivada de la pandemia, se precisará un esfuerzo y trabajo mayor por parte de todos», expuso. Vieites recordó que viene a trabajar y que, «con el apoyo y colaboración de todos, formando un equipo profesional en la organización empresarial», se podrán afrontar de forma adecuada los desafíos. En relación al contexto más inmediato, el nuevo presidente insistió en que se hace necesario mantener los ERTE y las medidas de apoyo a la liquidez y la solvencia de los autónomos y empresas gestionadas por el ICO hasta que finalice la crisis provocada por el coronavirus.

Un hombre vinculado a Europa y a las estrategias de innovación

Juan Manuel Vieites cuenta con una dilatada experiencia en proyectos de I+D+i y en gestión de fondos europeos, que es justo lo que se precisa ahora en un contexto en el que la Unión Europea tiene en marcha un gigantesco plan de choque para mitigar los efectos de la pandemia y reorientar la actividad productiva hacia la digitalización y la llamada economía verde. Licenciado y doctor en Ciencias Químicas por la Universidade de Santiago de Compostela, Vieites acumula más de 35 años de trayectoria profesional en el sector de conservación de productos de la pesca y de la acuicultura. Además de su labor en Anfaco-Cecopesca, entre sus cargos más destacados están el de presidente de la Alianza Tecnológica Intersectorial de Galicia (Atiga); secretario general de Feicopesca; presidente de PTEPA y de Eurothon y miembro del consejo de administración de la Asociación de Industrias de la Pesca de la UE (AIPCE), entre otros.

El nuevo líder de la patronal gallega, un candidato que contaba con el aval de la Xunta —que mostró varias veces su malestar por los sucesivos desencuentros de la CEG—, es un presidente que no responde a las viejas estrategias de lucha territorial que venían minando la credibilidad de la organización. Se trata de un perfil de peso, independiente, difícilmente manejable por las baronías provinciales, y vinculado a la innovación y al desarrollo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La CEG fía a Juan Manuel Vieites el reto de soldar la fractura y abrir otra etapa