Dimas Gimeno vende todas sus acciones de El Corte Inglés y firma la paz con las hermanas Álvarez

El gigante de la distribución compra todas las participaciones del expresidente por 2,5 millones de euros


Redacción / La Voz

El ex presidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno ha vendido la participación que tenía a título personal en el gigante de la distribución por un importe de 2,5 millones de euros, al tiempo que ha puesto fin a la batalla familiar al retirar todas las demandas y querellas contra sus primas, las hermanas Marta y Cristina Álvarez, informa Europa Press.

Fuentes del grupo de distribución confirmaron que la compañía presidida actualmente por Marta Álvarez ha adquirido a Gimeno los títulos que poseía a título personal como directivo dentro del plan de recompra de acciones a empleados, ejecutado en diciembre del 2020.

Así, el que fuera presidente del grupo hasta el 2018 ya no tiene ninguna relación de forma directa con El Corte Inglés, aunque mantiene su vinculación con la sociedad patrimonial IASA, segundo mayor accionista del gigante de la distribución con un 22,18% del capital.

En dicha sociedad, Marta y Cristina Álvarez ostentan casi el 70 %, con lo que controlan de forma indirecta el 15 % del capital del grupo de distribución.

El 30 % restante del capital de IASA está en manos de Gimeno, su madre María Antonia Álvarez y su tío César Álvarez, siendo su participación indirecta en El Corte Inglés del 3%, 2 % y 2 %, respectivamente.

El siguiente paso que podrían dar Gimeno y su madre, que ostentan concretamente casi el 13 % y el 9 % de IASA, respectivamente, equivalente a una participación conjunta indirecta del 5 % en el grupo de distribución, sería desprenderse de este paquete accionarial.

El que fuera presidente de El Corte Inglés y su madre ya han manifestado su intención de ejecutar la venta de dichas acciones, teniendo en cuenta que deben empezar a abonar en junio de este año unos 100 millones de euros a Hacienda en concepto de impuesto de sucesiones.

Dimas Gimeno está centrado ahora en su nuevo proyecto empresarial, un marketplace llamado WOW que también contará con presencia física. De momento, WOW ha alquilado el número 18 de la Gran Vía de Madrid, donde instalará un establecimiento de 5.000 metros cuadrados que abrirá sus puertas el próximo otoño.

Tras años de litigios con sus primas, las hijas de Isidoro Álvarez, Gimeno ha decidido abandonar los pleitos familiares con la retirada el pasado 4 de enero de todas las demandas y querellas, sin recurrir aquellas que podía hacerlo. Gimeno llegó a presentar hasta cuatro demandas y querellas por la millonaria herencia de su tío, Isidoro Álvarez, padre de Marta y Cristina Álvarez Guil, en las que reclamaba cantidades y propiedades que hubieran cambiado completamente la propiedad de El Corte Inglés.

Además de exigir la devolución de 140 millones en acciones, bonos y otros activos financieros, el sobrino nombrado presidente tras el fallecimiento de su tío en septiembre del 2014 llegó a denunciar en un juzgado hasta la ilegalidad de la adopción de sus primas.

Deuda con sus abogados

Por otra parte, hace unos días trascendía que la letrada que representó al expresidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno y su madre, María Antonia Álvarez, en varias causas contra las herederas del gigante comercial, Marta y Cristina Álvarez, ha reclamado judicialmente las minutas no abonadas por el empresario al bufete de abogados. Una cuantía que ascendería a unos 1,5 millones de euros, por los servicios que le prestó a él y a su madre el el despacho VDT Abogados, informa Efe

Las demandas que ahora ha decidido retirar Gimeno fueron admitidas a trámite, han sido presentadas ante los juzgados que, en su día, se encargaron de estos procedimientos, entre los que destaca el iniciado a raíz del reparto del testamento del expresidente de El Corte Inglés Isidoro Álvarez, fallecido en el 2014, y el caso por el acta de adopción de sus hijas, Marta y Cristina, desestimados por los jueces.

Fuentes jurídicas han explicado a Efe que el bufete ha intentado llegar a un acuerdo con Gimeno, ofreciéndole alternativas como una rebaja de hasta el 70 % en la jura de cuentas -cantidad exigida por honorarios no cobrados-, a fin de poder pagar al equipo, liderado por la abogada María Victoria Vega, por su desempeño profesional.

Sin embargo, su defensa alegó que no disponían del dinero suficiente para hacer frente a este pago, y lo condicionó a la venta del 7 % de El Corte Inglés del que la familia aún dispone.

Las mismas fuentes indican que el cálculo de esta cuantía se ha determinado de conformidad con el dictamen de criterios colegiales del Colegio de Abogados de Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dimas Gimeno vende todas sus acciones de El Corte Inglés y firma la paz con las hermanas Álvarez