El grupo que pretendía a Alcoa compra una acería en Polonia

Liberty se mantiene expectante por si se abre una nueva negociación por la fábrica de aluminio gallega

Gupta, presidente del grupo Liberty
Gupta, presidente del grupo Liberty

redacción / la voz

El grupo Liberty, el candidato a comprar la fábrica de aluminio primario de Alcoa en Galicia, acaba de firmar su séptima operación de adquisición de acerías en el último año. Así, la compañía, propiedad del empresario británico de origen indio Sanjeev Gupta, se ha hecho con una planta en Polonia, su primer activo en ese país. De acuerdo con la información proporcionada por el grupo, ha firmado un contrato de arrendamiento de Huta Czestochowa, una de las acerías polacas más grandes, pero negocia su compra. La instalación ha reiniciado su producción. La industria da empleo a 1.200 trabajadores.

Liberty está embarcado en una furia compradora desde hace un año. En julio del 2019 cerró su mayor operación hasta el momento, al comprarle a ArcelorMittal siete acerías en Bélgica, Luxemburgo, Chequia, Bulgaria, Italia y Rumanía. En enero del 2020 adquirió Temco, Tasmanian Electro Metallurgical Company, es decir, la compañía electrometalúrgica de Tasmania (Australia); y al mes siguiente, Adhunik Steel (la India). Las adquisiciones continuaron en septiembre y octubre con Ascoval y Hayange, en Francia; también en octubre, Duffel (Bélgica); y en noviembre pasado, incorporó Solon Specialty Wire y Shaped Wire en Estados Unidos.

El grupo británico es el que quiso comprar el complejo industrial de Alcoa en A Mariña. La empresa no da por perdida la operación. De hecho, podría haber una segunda oportunidad si finalmente la multinacional estadounidense retoma las negociaciones con la SEPI, que actuaría como intermediaria entre ambas. Aunque Alcoa mantiene que solo hablará de traspasar la planta de aluminio primario, no la de alúmina. Esa vuelta a las negociaciones depende de que la estadounidense se ponga de acuerdo con el comité de empresa para desconvocar la huelga indefinida, que se prolonga desde hace tres meses. Alcoa y comité llevan ya varias reuniones para pactar las condiciones de ese final del paro.

Liberty apareció en escena el verano pasado, cuando proclamó que estaba interesado en comprar los activos de Alcoa en San Cibrao en plenas negociaciones del ERE de extinción para casi toda la plantilla de la fábrica de aluminio. La multinacional se vio forzada a negociar con Liberty, aunque el proceso acabó en fracaso. La SEPI intervino para ofrecerse a adquirir la planta y luego traspasarla. No hubo acuerdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El grupo que pretendía a Alcoa compra una acería en Polonia