Vieites oficializa su candidatura para presidir la CEG

Las elecciones se celebrarán el próximo jueves 21 de enero


SANTIAGO / LA VOZ

Juan Manuel Vieites-Baptista de Sousa, actual secretario general de la patronal conservera, ha hecho oficial su candidatura para presidir la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), un proyecto que presentará este mismo jueves en Lugo, provincia por la que concurre con el aval de esa confederación. El plazo para que otros puedan presentarse expira ese mismo día y, salvo sorpresa de última hora, será el único que lo haga. Las elecciones se celebrarán el próximo jueves 21 de enero.

Con la más que probable elección de Vieites, un candidato que goza de un amplio consenso, la CEG abrirá una nueva etapa tras un largo período de desencuentros y luchas internas, que han abocado a la patronal gallega a estar más de actualidad por las maniobras y las dimisiones que por su papel como agente social. En apenas siete años, han pasado por la CEG nada más y nada menos que cuatro presidentes. Y en un caso insólito en el panorama español, la patronal ha estado casi dos gobernada provisionalmente por una junta, con el coruñés Antonio Fontenla al mando en la sombra.

Vieites no responde a un perfil que pueda encuadrarse en la guerra territorial. Secretario general de la patronal nacional de la conserva Anfaco-Cecopesca y vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), el candidato es doctor en Químicas por la Universidad de Santiago de Compostela, y no solo acumula una dilatada trayectoria profesional en el sector conservero sino también experiencia en las negociaciones en el ámbito de la Unión Europea. En un contexto como el actual, marcado por la llegada de los fondos europeos para la reconstrucción económica, es un perfil que puede otorgarle a la CEG un protagonismo que había perdido. Vieites lleva muchos años vinculado a proyectos de innovación e I+D+i. En el impulso a su candidatura ha jugado un papel trascendental la Xunta, hastiada de la confrontación en la patronal en un momento tan delicado como el actual, marcado por una profunda crisis socioeconómica y en el que la CEG estaba llamada a jugar un papel crucial como interlocutor.

El episodio que colmó la paciencia en San Caetano - tanto del presidente Feijoo como del vicepresidente económico, Francisco Conde- fue lo ocurrido en las elecciones de finales del pasado mes de noviembre. El ourensano José Manuel Díaz Barreiros, que no era un candidato de consenso, dimitía a las 48 horas de ser elegido, y dejaba evidencia a quienes habían sido sus grandes valedores, Antonio Fontenla, líder de los empresarios coruñeses; y Jaime López, de Lugo. Díaz Barreiros era el perfil idóneo para que, de algún modo, todo siguiese igual, con Fontenla influyendo en la sombra. El hecho de que Vieites se presente por Lugo supone todo un golpe de efecto, porque significa que Fontenla se queda sin el apoyo de la confederación lucense, hasta ahora indispensable para que sus propuestas saliesen adelante. Con la probable elección de Vieites, se abre así, por vez primera en muchos años, una nueva etapa, en la que el poder de Fontenla quedará reducido a su provincia. Presidente de la patronal entre el 2001 y el 2013, el coruñés cogió el timón tras el agujero de seis millones de euros heredado de la época de Antonio Ramilo. Su gestión con el plan de viabilidad fue determinante para la propia supervivencia de la CEG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Vieites oficializa su candidatura para presidir la CEG