Las peluquerías demandan a la Administración y reclaman 150 millones por el impacto del covid

Sara Cabrero
S. Cabrero REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Ángel Manso

Calculan que su actividad económica cayó más de un 40 % en el 2020

12 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Mientras los peluqueros y dueños de salones de belleza se preparan para salir a la calle el próximo 20 de enero y exigir el IVA reducido que, dicen, les corresponden, afinan la artillería pesada para tratar de frenar la sangría en la que vive inmerso desde que comenzó la crisis del coronavirus. Los cálculos que manejan son de vértigo: «Desde que se decretó el confinamiento en marzo y hasta hoy, creemos que han tenido que cerrarse definitivamente un 10 % de las peluquerías que había en España. Y esta cifra sigue subiendo. Si no se pone remedio, creemos que a lo largo de este 2021, ese porcentaje llegará hasta el 20 %», resume Luis Herrera-Portugal, presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (Conepe).

Y con estas cifras sobre la mesa, los profesionales del sector han decidido unir fuerzas para plantarse ante las Administraciones públicas y exigir un balón de oxígeno para sus negocios. Más de 2.000 salones han decidido dar un paso adelante y presentar una demanda colectiva a través de la asociación Conepe con la que exigen 150 millones de euros a las diferentes Administraciones para paliar así el impacto sufrido con la crisis del coronavirus.

«Esto no es un tema político. Es una cuestión puramente económica, porque lo que queremos con esta demanda es que las Administraciones de este país reaccionen y se den cuenta de que estamos ya en una situación límite», resume Herrera-Portugal. Así, ante el «dramático» impacto que la gestión política ha generado en el sector de la imagen personal, Conepe ha decidido poner en marcha una campaña de movilización sectorial con el objetivo de activar una «macro reclamación patrimonial a la Administración que permita defender los intereses económicos de las pymes del sector».

A la caída que ha experimentado la actividad económica -que desde Conepe calculan que ha sido de una media de entre el 40 y el 50 %- se suman ahora la subida de la factura de la luz o las cuotas de autónomos: «Nuestra actividad está directamente relacionada con la electricidad. Los secadores, las planchas, la calefacción... todo eso consume energía y ahora, en el peor momento, también nos sube esa partida», lamenta el presidente del consejo.

Los que no han aguantado la presión económica se han visto obligados a bajar la persiana de sus negocios para siempre, pero la realidad de los que sobreviven, alerta Herrera-Portugal, no es mucho mejor: «Ante la falta de ayudas directas, muchos se ven obligados a aplazar impuestos o a recurrir a los ICO». Pero advierte el presidente de Conepe que eso no es más que pan para hoy y hambre para mañana: «Estamos endeudándonos mucho y llegará un momento en el que muchos no puedan hacer frente a unos pagos que no dejan de crecer, mientras que la facturación, al contrario, no para de menguar».

Las peluquerías bajan la persiana para exigir un IVA reducido

S. Cabrero

Peluqueros de toda España han decidido bajar hoy la persiana de sus establecimientos y salir a la calle para reclamar al Gobierno una bajada del IVA. Dicen que esta reducción del impuesto puede convertirse en un auténtico salvavidas para un sector que intenta mantenerse a flote en medio de uno de los peores temporales que ha vivido en los últimos años.

Los peluqueros de todo el país, entre los que se encuentra también un nutrido grupo de gallegos, han aunado sus voces en la plataforma «Creer en nosotros» para solicitar al Ejecutivo de Sánchez que les aplique un IVA reducido (del 10 %), después de que en el año 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy decidiera subirles el gravamen del 8 % que tenían hasta el 21 %.

Seguir leyendo