La ola de frío engorda la factura de la luz un 34 % en once días

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Ciclo combinado de gas de Endesa en As Pontes
Ciclo combinado de gas de Endesa en As Pontes JOSÉ PARDO

La recuperación de la demanda de electricidad y el encarecimiento del gas explican la subida de los precios

12 ene 2021 . Actualizado a las 19:03 h.

El término de energía del recibo de la luz de un hogar con un contrato de suministro en el mercado regulado de electricidad -al que están abonados once millones de familias- se ha encarecido de media un 34 % en los primeros once días de enero, en comparación con el mismo período del 2020. Así, esa variable de la factura, sin incluir los impuestos (el IVA y el de electricidad), ha pasado de costar 103,86 megavatios hora a 139, según datos de Red Eléctrica de España (REE). Aparte habría que sumarle los gravámenes más el término de potencia y el alquiler del contador, que no varían. Según cálculos de la Organización de Consumidores y Usuarios, el recibo de enero podría rondar los 86 euros, un 26 % más que hace un año. Ese incremento es reflejo de lo que está ocurriendo en la última semana en el mercado mayorista de electricidad, que registra precios horarios, y que determina en torno a un tercio de la factura doméstica de la luz. El término de energía llegó a superar los 200 euros el megavatio hora el sábado a las siete de la tarde, según los registros de REE.

Y todo por la ola de frío, que ha disparado la demanda de electricidad un 15 % entre los días 4 y 10 de este mes en comparación con la semana anterior, y un 6 % en relación al mismo período del 2020, de acuerdo con las estadísticas del operador del sistema. Para atender ese incremento del consumo, y ante la insuficiente producción renovable, las compañías han tenido que activar las centrales de ciclo combinado, que usan gas natural para funcionar. Y el precio de ese combustible se ha puesto por las nubes porque países asiáticos como Japón también están demandando más gas. A esto se ha sumado un encarecimiento de los derechos de emisión de dióxido de carbono, que deben adquirir las centrales térmicas -como las de ciclo combinado- para funcionar.

Episodios como el actual han ocurrido otros años, como a principios del 2017.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, habla de una situación «coyuntural» con un impacto «limitado» en el recibo de la luz.