Reganosa gana un contrato para operar una terminal energética en Ghana

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL / LA VOZ

ECONOMÍA

TLTC

La empresa gestionará dos plantas en el extranjero y otra en Galicia

05 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Reganosa continúa con su expansión internacional. La compañía Tema LNG Terminal Company (TLTC) ha adjudicado a la empresa con sede en Mugardos un contrato para la operación y mantenimiento de una terminal de gas natural licuado que estará ubicada en el puerto de Tema, en Ghana. Las instalaciones incluyen una unidad de almacenamiento -del tipo FSU- y otra de regasificación (FRU), ambas a flote.

Aunque la empresa que dirige Emilio Bruquetas ha declinado confirmar o desmentir este acuerdo, fuentes del sector sostienen que se trata de un contrato de larga duración que implicará la gestión de la primera terminal de su clase que funcionará en el África subsahariana.

Entre otros aspectos, la singularidad de este acuerdo radica en que la compañía no solo mantendrá las unidades de almacenamiento y de regasificación, sino también el gasoducto asociado, que se extiende a lo largo de más de seis kilómetros, y la estación de regulación y medida de conexión a la red, que estará ubicada en la ciudad costera e industrial de Tema.

En estos momentos, la terminal se encuentra en fase de construcción. Las previsiones que maneja el sector apuntan a que entrará en funcionamiento al término del primer trimestre de este año.

A diferencia de lo que sucede con las plantas terrestres, en las que el almacenamiento se efectúa a través de tanques de hormigón, en la africana esa función se lleva a cabo a través de un buque gasero, reconvertido para acoger el depósito de la carga. Las instalaciones recibirán periódicamente barcos como los que arriban a la terminal de la ría ferrolana, que transferirán el combustible al otro navío, desde donde pasará a la terminal regasificadora.

Un referente internacional

El contrato de Ghana consolida a Reganosa como referente en el mantenimiento y operación de infraestructuras energéticas de terceros. Así, desde el 2017, la compañía gallega opera y mantiene la planta de Delimara, en Malta. Está formada por una unidad de almacenamiento -también en este caso un buque con capacidad para acoger 125.000 metros cúbicos-, que está a flote, mientras que la de regasificación está en tierra. El de Malta fue el primer encargo de ese tipo logrado en el extranjero.

Una vez que entren en funcionamiento las instalaciones de Ghana, la empresa mugardesa gestionará tres terminales de GNL diferentes: la mugardesa, con todas sus dependencias en tierra; la africana, totalmente a flote, y la de Malta, mixta.

El proceso de expansión internacional de la empresa comenzó en el 2015, con la constitución de Reganosa Servicios. El objetivo de la puesta en marcha de esta firma fue el de aportar el conocimiento y la experiencia de la compañía en estudios, diseños de proyectos, asesoría y gestión de activos gasistas.