El 2020 destruyó 360.000 empleos tras una Navidad fulminada por el covid

La crisis dejó 725.000 parados más en España, 24.279 de ellos en Galicia


MADRID / LA VOZ

Tras un mes de noviembre en el que el mercado laboral recuperó los 19 millones de afiliados por primera vez en la pandemia, las esperanzas para apuntalar la reactivación estaban puestas en la campaña de Navidad. Sin embargo, acabó fulminada por las restricciones de actividad y movimiento impuestas para contener el virus, que le dieron la puntilla a la creación de empleo. Las cifras, hechas públicas este martes por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social, fueron desoladoras. Diciembre, un mes tradicionalmente bueno para el mercado laboral, al encadenar las campañas navideña y de rebajas, truncó seis años de recuperación y despidió un 2020 que destruyó 360.105 puestos de trabajo y engrosó en 724.532 el número de parados, su mayor repunte anual desde el 2009, con la anterior la crisis financiera.

Ahora el número de personas que buscan y no encuentran empleo frisa los 3,9 millones, mientras que los cotizantes a la Seguridad Social resisten por encima de los 19 millones, concretamente en 19.048.433 afiliados.

La «anomalía» de la pandemia, como la describió el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha disparado desde marzo el número de parados en 642.000 personas. Para encontrar una cifra similar a los cerca de 3,9 millones de desempleados actuales, es preciso retroceder hasta el 2016, que cerró en más de 3,7 millones, poniendo fin a la crisis anterior, en la que rebasó sistemáticamente la barrera histórica de los cuatro millones.

Con restricciones horarias y de aforo, cuando no cierres completos de hostelería y comercio, el número de parados creció en diciembre en 36.825 personas respecto a noviembre, casi un 1 % que contrasta con la escalada interanual, del 22,9 % (los ya referidos 725.000), y con los más de 50.000 trabajadores que encontraron trabajo en diciembre del 2019.

La Seguridad Social pudo sumar en diciembre 26.432 afiliados medios (un avance del 0,14 %), pese a ser el menor aumento de los últimos ocho años en este mes. El balance del ejercicio es negativo, al arrojar la destrucción de 360.000 empleos (-1,86 %).

El comportamiento del mercado laboral gallego no escapa de esa tendencia. Aunque el desempleo subió en todas las comunidades —con Cataluña a la cabeza en cifras absolutas y Baleares en porcentaje—, Galicia se situó como la cuarta en la que menos lo hizo en términos interanuales: 24.279 personas, un 14,69 % más que en diciembre del 2019 y ocho puntos menos que el promedio del país.

De este modo, los desempleados ascendían en la comunidad a 189.587 al cierre de diciembre, tras sumar 2.115 más desde noviembre (1,13 %). Asimismo, Galicia perdió 18.098 afiliados a la Seguridad Social en el año (-1,77 %), tras un retroceso de 7.723 cotizantes (-0,76 %) en diciembre. Se mantiene, así, por encima del millón de afiliados. Por provincias, fueron Pontevedra y A Coruña las que más empleo destruyeron.

Golpe mortal en los servicios

En el conjunto del país, los servicios —comercio, hostelería o turismo— han sido el sector más perjudicado en un año en el que solo la agricultura escapó del rojo. La recuperación laboral pende ahora de la evolución de la crisis sanitaria. De hecho, Gobierno y Xunta coincidieron ayer en calificar de coyuntural la debacle de diciembre, explicándola por la «anomalía» del covid.

Extensión de los ERTE: el Gobierno descarta grandes cambios

Las dramáticas cifras de paro y afiliación con las que cerró diciembre aún podrían serlo más. Y es que los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERTE), que se mantienen desde el verano sin bajar de los 750.000, continúan dados de alta en la Seguridad Social, por lo que no se contabilizan como desempleados.

Según los últimos datos del ministerio, a 31 de diciembre había casi 176.000 empresas acogidas a algún tipo de ERTE, que afectan a 755.613 trabajadores (uno de cada tres, pertenecientes al sector de la hostelería), más de 8.000 más que en noviembre. En Galicia el número de afectados escaló a los 33.772 frente a los 27.000 del último día del mes previo, correspondientes a casi 11.000 empresas.

«Estabilización» de los ajustes

Los ERTE derivados de la pandemia —conllevan exoneraciones de cuotas a la Seguridad Social— suponen el 61 % del total, mientras que casi 62.200 personas se despidieron del 2020 protegidas por un ERTE de impedimento y otras 171.562 permanecieron en ERTE de limitación.

Desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, sin embargo, destacaron que a finales de año se produjo una estabilización en el número de trabajadores en ERTE, tras la prórroga que entró en vigor el 1 de octubre y que expirará el 31 de este mes.

De hecho, este viernes Gobierno y agentes sociales retomarán las negociaciones para prolongar la vigencia de este mecanismo de protección laboral y el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, descartó que el Ejecutivo vaya a plantear a patronal y sindicatos grandes cambios en los ERTE. Los que se hagan serán «paramétricos o de matiz», aseveró, pero no nucleares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El 2020 destruyó 360.000 empleos tras una Navidad fulminada por el covid