El daño a la economía del Reino Unido apenas está comenzando

Menos inmigración y comercio significarán menos crecimiento e ingresos


El Reino Unido y la Unión Europea han conseguido un acuerdo comercial, evitando el fantasma de un brexit sin acuerdo y poniendo fin a años de extrema incertidumbre económica para ambas partes. Pero los expertos advierten de que los costes de la salida siguen siendo muy elevados y de que obstaculizarán la marcha de la economía británica durante los próximos años. «La resaca del brexit comienza ahora», asegura Nicholas Bloom, un economista de Stanford que ha estudiado los efectos económicos del referendo del 2016. Los analistas de Citigroup estiman que la economía del Reino Unido producirá entre un 2 y un 2,5 % menos en el 2021 de lo que lo haría si mantuviese la relación con la Unión Europea.

Aunque, a corto plazo también hay beneficios para la Unión Europea y para los británicos. «Lo más positivo es que elimina la incertidumbre», afirma Bloom. La investigación que ha llevado a cabo durante los últimos cuatro años concluye que esa incertidumbre que ha pesado sobre la forma en la que se llevaría a cabo el brexit ha hecho que las empresas del Reino Unido retrasaran sus decisiones en los capítulos de empleo e inversiones. También que ha absorbido el tiempo y la atención de los empresarios: de media, los primeros ejecutivos del país han dedicado una semana y media al año a planear el brexit.

Así las cosas, en el 2021, el Reino Unido se beneficiará de un «dividendo de certeza», según explica Bloom. Aunque eso no compensará el impacto de los costes adicionales que conlleva abandonar la Unión Europea. A largo plazo, los economistas esperan que el Reino Unido sea más rico de lo que hubiese sido bajo un brexit», en el que ambas partes habrían tenido que recurrir a la aplicación de las normas de la Organización Mundial del Comercio que regulan los intercambios comerciales, pero sustancialmente más pobre que si no hubiese abandonado la Unión Europea. «Sobre el brexit, un acuerdo light es mejor que ninguno», tuiteó Adam Posen, presidente del Instituto Peterson, un grupo de expertos de Estados Unidos, «pero eso es como decir que me amputaron según lo planeado, y resulta que no hubo infección posoperatoria. Podría haber sido peor, aunque eso no significa que sea bueno. El Reino Unido sobrevivirá, pero sus ciudadanos tendrán que trabajar más duro de lo que deberían para progresar».

La propia estimación del Gobierno británico sugiere que un acuerdo comercial como el que se ha rubricado mermará la producción del país un 5 % en 15 años respecto a la que tendría si el brexit no hubiese ocurrido. Sin este acuerdo, su estimación sería de un 7,6 % menos (estas estimaciones son anteriores al anuncio del trato final).

Estas evaluaciones se asientan en la suposición de que el acuerdo se volverá más costoso, debido a los elevados aranceles y a una mayor burocracia, y a que la inmigración disminuirá. Con el tiempo, se espera que estos efectos se agraven, porque a largo plazo, menos inmigración y menos comercio significará menos innovación y por lo tanto, un crecimiento y unos ingresos más bajos.

El impacto del acuerdo variará en función del tipo de negocio en concreto. El comercio europeo, el que ahora abandona el Reino Unido, se basa en «cuatro libertades» de libre circulación de bienes, servicios, personas y de capitales. «Este pacto parece que contiene uno y medio de ellos», dice Bloom. «Está la libertad de bienes, que es genial», y la libre circulación de capitales no tendrá apenas dificultades. Pero el movimiento de servicios y de personas se ha perdido.

«El Reino Unido se ha golpeado a sí mismo en la cara», agrega Boom. «Importa bienes, exporta servicios y pierde la libertad de los servicios».

Los productos químicos, la minería y el equipamiento eléctrico encabezarán la lista de los sectores más afectados por el brexit a largo plazo, según los economistas de la Escuela de Economía de Londres. «Los sectores afectados por el brexit son diferentes a aquellos a los que ha golpeado el covid-19», escriben los investigadores. Las industrias de empresa a empresa a las que les ha ido bien durante los cierres serán los sectores más afectados por las nuevas restricciones del acuerdo comercial.

Un análisis del Reino Unido en Changing Europe, una organización de investigación financiada por el Gobierno británico, estima que el coste económico final del brexit para el Reino Unido será mayor que el del covid-19. Este último ha tenido consecuencias económicas mucho más significativas hasta el momento, con la contracción de la economía británica en un 20 % entre los meses de abril y junio. Pero mientras los pronosticadores esperan que la economía del Reino Unido se recupere rápido una vez la vacuna esté disponible, los economistas predicen que menos inmigración y comercio tendrá efectos más profundos y prolongados en el tiempo.

«El brexit es como la muerte por mil recortes», dijo Bloom a Quartz. «El covid es como recibir tres golpes con un bate de béisbol. A largo plazo, en realidad, el brexit será mucho peor».

Todos los derechos reservados. Distribuido por Tribune Content Agency, LLC. Traducción Sara Pérez

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El daño a la economía del Reino Unido apenas está comenzando